Profit 2017

Acerca del mercado de divisas Alberto José Hurtado B.*

Acerca del mercado de divisas  Alberto José Hurtado B.*

@ajhurtadob

 

En espera de que comience el “nuevo Dicom”, que todavía sigue siendo SIMADI y representa otra muestra de la inconsistencia temporal de la política cambiaria nacional, los venezolanos vemos como los asuntos económicos, políticos y sociales afectan las tasas representativas de la cantidad de bolívares que se deben dar por un dólar en Venezuela. Situación que a su vez acrecienta la incertidumbre acerca de la solución de los problemas macroeconómicos del país, incrementa la preocupación sobre el comportamiento futuro de la economía venezolana y evidencia la incapacidad de las últimas decisiones del sector público para solucionar las distorsiones existentes en el mercado de divisas.

Acerca de este mercado se puede señalar que corresponde al lugar donde confluyen oferentes y demandantes de monedas con el propósito de intercambiar poder adquisitivo, dado que, al cambiar una moneda por otra se renuncia al poder de compra de la primera para disponer del poder adquisitivo de la segunda. Se caracteriza por ser: 1) global, ya que reúne la oferta y la demanda de divisas de todo el mundo; 2) descentralizado, físicamente las transacciones se llevan a cabo en diferentes lugares y no en un ente centralizado; 3) continuo, nunca cierra y su evolución refleja los acontecimientos que describen los cambios en la economía; y 4) interconectado, los agentes económicos están conectados mediante una sofisticada red de comunicaciones, tanto de medios tradicionales como por redes sociales.

Planteado de esta manera, es el mayor y más importante de los mercados financieros internacionales al representar el marco institucional dentro del cual bancos, empresas e individuos negocian divisas. Tiene un papel fundamental para facilitar las operaciones de importación y exportación, proporcionando medios de pago adecuados, recursos financieros e impulsando niveles de demanda adicionales de bienes y servicios.

Cuando se subestima el funcionamiento del mercado de divisas, se impide que cumpla sus funciones en la economía: a) transferir poder adquisitivo entre monedas, sin lo cual sería imposible el comercio internacional tal como lo conocemos y exigiría retornar al trueque para el intercambio de mercancías entre países; b) proporcionar instrumentos y mecanismos para financiar el comercio y las inversiones internacionales, facilitando que los contratos entre exportadores e importadores se cumplan y, al mismo tiempo, otorgando el crédito necesario para que las operaciones se realicen; y c) ofrecer el entorno necesario para la eficiente administración del riesgo, el arbitraje y la especulación, asignando los recursos a los agentes económicos que pueden hacer uso productivo de los mismos y reflejando toda la información disponible en los mercados.

 

 

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados