Algunos protectores estomacales podrían incrementar el riesgo de demencia

Algunos protectores estomacales podrían  incrementar el riesgo de demencia

Los antiinflamatorios no esteoroideos –o ‘AINE’, caso de la famosa ‘aspirina’– constituyen uno de los medicamentos más comúnmente utilizados por las personas mayores para, entre otras situaciones, paliar el dolor ocasionado por múltiples enfermedades –como la artritis– o prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares –como sería el infarto o el ictus–.

Pero estos antiinflamatorios, además de sus múltiples beneficios, tienen un efecto tan común como indeseable: son gastrolesivos, es decir, dañan el estómago y causan úlceras y ardor. Tal es así que, junto al AINE, el paciente se ve obligado a tomar un protector estomacal, por lo general un inhibidor de la bomba de protones.

El problema, según el Centro Alemán para las Enfermedades Neurodegenerativas en Bonn (Alemania), es que la toma de estos inhibidores de la bomba de protones parece estar asociada con un mayor riesgo de demencia. ABC

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados