Profit 2017

Asus Transformer Mini T102, para todos los bolsillos

Asus Transformer Mini T102, para todos los bolsillos

El equipo 2 en 1 de la taiwanesa destaca por su diseño metálico y un precio ajustado: 499 euros.

La venta de tabletas alcanzó su máximo histórico en 2014 y, desde entonces, se ha ido reduciendo progresivamente. Según la consultora IDC, una de las causas de esta caída es la “lenta transición” hacia los modelos 2 en 1: tabletas que se comercializan con un teclado que permite utilizarlas como si de un portátil se tratara. De hecho, esta categoría de producto está en pleno despliegue, con un crecimiento del 15,2% con respecto a 2016.

Los datos

FICHA TÉCNICA

Pantalla: 10,1”, HD (1.280 x 800 píxeles), 178°, 400 cd/m2, táctil

Procesador: Quad-core Intel Atom X5-Z8350 (‘Cherry Trail’)

Memoria RAM: 4 GB

Almacenamiento: 128 GB eMMC

Cámara: Frontal, 2 MP

Batería: Polímeros de litio 32 Wh

Sistema operativo: Microsoft Windows 10 Home/ Pro 64 bits

Tamaño: 259 x 170 x 8,2 mm (tableta); 259 x 170 x 13,9 mm (portátil)

Peso: 530 g (tableta); 790 g (portátil)

Conectividad: Wi-Fi Dual-band 802.11ac, Bluetooth 4.1

Conexiones: USB 3.0, microHDMI, microUSB 2.0, lector de tarjetas microSD, audio

Audio: Dos altavoces laterales con tecnología ASUS SonicMaster

Otros: Sensor de huella, ASUS Pen

Precio: Desde 499 euros

www.asus.com/es

Un ejemplo es el protagonista de este análisis: Asus Transformer Mini T102. La firma presumía durante su lanzamiento de unas medidas que le convertían en el 2 en 1 más ligero con sistema operativo Windows. Así, posee 8,2 mm de grosor y 530 gramos de peso que mejoran lo que había en el mercado hasta el momento, aunque sigue resultando incómodo a la hora de sujetarlo con una sola mano. A pesar de ello, el agarre es agradable gracias a sus bordes redondeados y la elección de sus materiales: deja de lado los plásticos habituales en este segmento de precio y opta por una aleación de magnesio y aluminio que, además, le otorga un aspecto premium.

Su pantalla táctil nos resulta algo pequeña para su uso como portátil, aunque se agradece en modo tableta. En concreto, posee un tamaño de 10,1 pulgadas y resolución HD (1.280 x 800 píxeles), con una relación de aspecto poco habitual de 16:10. No hay ‘peros’ en lo que a la experiencia de visualización se refiere: las imágenes son brillantes en entornos luminosos y los colores definidos.

A ambos lados se sitúan dos altavoces estéreo que entregan un sonido limpio y potente, suficiente para escuchar el audio de vídeos o juegos sin recurrir a unos externos. Solo debemos tener cuidado de no taparlos con las manos al sujetarla en formato horizontal; algo más que probable dada su localización.

En la tableta se incluyen otros dos elementos que merecen una mención especial. El primero es un lector de huellas situado en la parte superior trasera que se emplea para iniciar sesión de forma segura en el equipo. Funciona rápido y bien, pero su ubicación resulta incómoda. El otro es un soporte trasero que se despliega para mantener el dispositivo en posición vertical, muy similar al que incorpora la Surface de Microsoft. Puede regularse en distintos ángulos hasta alcanzar los 170º y trasmite la sensación de ser muy resistente y seguro. Además, es el complemento perfecto para utilizarla con el teclado, que la convierte en un modelo dos en uno.

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados