Mi bosquejo no es imaginario. Referéndum de mandato por Esmeralda García Ramírez

Mi bosquejo no es imaginario. Referéndum de mandato por Esmeralda García Ramírez

El Art. 72 de la Constitución consagra la figura del Referéndum, un acto inédito en el país. La participación en la esfera política se manifiesta a través de los cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la iniciativa legislativa, constitucional y constituyente; el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos. El ciudadano común lo llama Referéndum Revocatorio (RR) cuando el resultado de su acto en realidad puede ser tanto abrogatorio como aprobatorio; es decir, la proposición que el pueblo hace es el del Referéndum de Mandato de los funcionarios de elección popular; en este caso, cese o ratificación de una situación existente constituida por su investidura, como la del presidente de la república. Esto indica que solo tienen derecho a revocar el mandato aquellos que eligieron el funcionario, la oposición convoca más no participa en los comicios, ya que no puede revocar a quien ellos no eligieron, pues solo sus seguidores pueden revocarlo; si no se aclara este punto, entonces este artículo se convertiría en una trampa en la que siempre el funcionario será revocado. Otra contradicción es que si estamos ante una crisis humanitaria, según la derecha, entonces no debería haber un proceso electoral de esta magnitud. No obstante, considero que, en virtud de las condiciones económicas existentes, el estado de guerra no convencional en que estamos sumergidos y la crisis alimentaria, no debería haber referéndum, ya que el Estado no está en condiciones de pagar un costo de más de Bs. 25milMM. Podrán recoger las 300mil firmas para solicitarlo, pero no sacarán los 7.588.579 votos que obtuvo Maduro (7.588.578) para revocarlo y tampoco reconocerán el mismo como lo hicieron con Chávez. El proceso para la recolección de firmas del 1% de ese universo electoral fue írrito, lleno de vicios y su convocatoria a destiempo, por ende no debería ser considerado por el CNE para que se cite a este acto electoral ni para octubre ni ningún otro mes, ya que irrumpieron con los lapsos legales y cometieron un fraude electoral. La fuerza revolucionaria debe hacer una campaña para contrarrestar la de la MUD para indicarle a la ciudadanía, especialmente a los confundidos chavistas, que el referéndum no se realizará en este período presidencial por lo antes descrito, pues la campaña publicitaria psicológica de la oposición a favor del RR arrecia y penetra en la mente de los venezolanos y es solo la voluntad del pueblo la que tiene la iniciativa para que se realice esta consulta, a él debería corresponder la carga de su realización, respetando los lapsos del árbitro electoral, no es un deber del Estado en fomentar la consulta anticipada de la voluntad popular.

esmeraldagarcia2309@yahoo.com

 

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados