Consecuencias de la Parálisis Facial por Gladys Velazco

Consecuencias de la Parálisis Facial por Gladys Velazco

gvelazcoula@gmail.com

 

La parálisis es un síndrome agudo que afecta al nervio facial o séptimo par craneal produciendo debilidad parálisis temporal en la musculatura de la cara. Las causas de la parálisis facial suelen ser el daño o inflamación del nervio facial, o daño en la zona del cerebro que envía las señales a los músculos de la cara. La parálisis facial más frecuente es la llamada parálisis de Bell, afectando al 40% de los casos y es idiopática. En segundo lugar de importancia se encuentra la parálisis facial de origen traumático en un 25% de los casos. Después, le siguen las parálisis causadas por tumores, infecciones agudas y crónicas del oído, el virus herpes zoster, y por último enfermedades del organismo que pueden afectar de forma secundaria al nervio. Los síntomas van a variar mucho de la persona y del alcance de la lesión del nervio. Pueden variar entre una parálisis débil a una parálisis total. Ausencia de movilidad voluntaria de los músculos de la mitad de la cara afectada, ocasionando la pérdida de expresión estando flácida y sin surcos, la boca estará caída hacia abajo y hacia el lado afectado, dificultad para cerrar el ojo, ausencia de lágrimas y saliva, sequedad en ojos y boca, ausencia de gusto en la parte anterior de la lengua del lado afectado, dolor facial, dolor en el oído con ruidos fuertes y usencia de sensibilidad en el conducto del oído. Todos estos síntomas van a producir grandes problemas en la calidad de vida del paciente, como dificultad para comer y beber, dificultad para hablar y expresar sus emociones. El tratamiento de la parálisis facial puede incluir medicamentos y fisioterapia. La cirugía no suele ser opción en este tipo de afectación. Los medicamentos más utilizados son los corticoesteroides, con efecto antiinflamatorio; y los medicamentos antivirales ayudando a frenar la infección por virus cuando este es el causante de la parálisis y en algunos casos toxina botulínica en el lado no afectado para lograr un equilibrio estético, este último para evitar cambios brusco en la expresión facial, de manera tal que el paciente pueda incorporarse a la sociedad sin rechazo.

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados