“El diseño de sonrisa no depende solo de los dientes” por Gladys Velazco

“El diseño de sonrisa no depende solo de los dientes” por Gladys Velazco

El efecto de analizar la facies de un paciente consiste básicamente en; constatar la individualidad del paciente, reconocer y comprobar que sus medidas son únicas e invariables bajo ninguna circunstancia y que los músculos juegan un papel fundamental en la fisiología de la sonrisa. Los factores que delimitan estos parámetros y cambios de paradigma se basan en el hecho de que los nuevos abordajes anatómicos nos han aclarado que de los 36 músculos que utilizamos para lograr expresiones faciales, una gran cantidad de ellos se utiliza para la sonrisa. Lo curioso es que el número de músculos utilizados para este gozoso fin puede variar dependiendo de una variedad de factores, de los que se nombran el hecho de hiperfuncionar en tercios superiores como frontal y procerus, sin contar la accesibilidad de movimientos que podemos ver en el tercio medio superior a nivel de los transversos de la rampa nasal, cigomáticos, y elevadores, más aun en el tercio inferior donde tenemos el mirtiforme, orbicular de los labios, cuadrado, borla del mentón y triangular y el musculo más grande de la fas el cutáneo del cuello cuyas inserciones entran en cara y llegan hasta la clavícula, es decir, hablamos de una sonrisa que va desde el nacimiento del cabello hasta el pecho. Mediante estudios científicos se comprobó que los seres humanos comenzamos a sonreír en el útero materno. Es así como en la actualidad la sonrisa no solo los dientes, ahora bien, ¿Cómo actúan los grupos musculares en el diseño de una sonrisa? Esta pregunta se haría cualquier persona pues bien basados en lo anteriormente explicado hablamos de sonrisas oculares, sonrisas glabelares, sonrisas nasales, sonrisas cigomáticas, sonrisas altas, sonrisas bajas, sonrisas plásmales, todas las cuales tienen una injerencia directa sobre la exposición dental en el momento de la risa o sonrisa. El diagnóstico adecuado de este patrón muscular permitirá realizar un tratamiento que no solo mejorara la exposición dental sino que también disminuirá los patrones de envejecimiento por movimiento, logrando crear patrones de relajación muscular que favorecerán de manera apropiada la evolución de la ritides faciales es lo que comúnmente conocemos como arrugas o pliegues en la piel, es así como esta nueva tendencia basada en adecuado conocimiento muscular ha permitido más bellas sonrisas en el entorno de una fas más juvenil, solo la semiología muscular adecuada nos permite conocer claramente lo que hemos llamado #secretosdelasonrisa

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados