Inicio

Internacionales



APOLLO 11

50 años de la llegada del hombre a la Luna

Diario Frontera, Frontera Digital,  APOLLO 11, EL HOMBRE EN LA LUNA, Internacionales, ,50 años de la llegada del hombre a la Luna
EL HOMBRE EN LA LUNA



La primera frontera

por Judith de Jorge / ABC

Hasta el 20 de julio de 1969, a la Luna se la había mirado, se le había cantado, recitado, filmado, estudiado e incluso rondado, pero jamás nadie la había pisado. Tal día como hoy, hace 50 años, tres hombres a bordo de un artefacto que entonces representaba la máxima sofisticación tecnológica y que hoy es ninguneado frente a un smartphone, llegaron a ese mundo ignoto para cruzar la primera frontera física de la era espacial. Ante millones...


...de almas en vilo pendientes de sus movimientos por la televisión, dos de ellos bajaron por la escalerilla y dieron unos pasos vacilantes sobre el regolito. Recogieron rápidamente unas piedras, para tener una prueba que enseñar en la Tierra si algún peligro les obligaba a dejarlo todo y regresar al módulo lunar, colocaron varios experimentos científicos y plantaron una bandera que fue el orgullo de una nación.


Tan increíble fue la gesta que hay gente que aún no se la cree. «La bandera ondeaba», dicen los escépticos sin querer atender a razones. Aunque quizás sea aún más sorprendente que otros muchos la hayamos normalizado. Como si fuera fácil recorrer casi 400.000 kilómetros y subir hasta ahí arriba. Llegar (y volver) supuso un alarde de innovación, heroicidad y ambición infinita. Por no hablar de los costes ingentes.


(El texto continúa después del gráfico)

Saturno V
Medía 110,6mMódulo de comandoMódulo lunarHidrógenoOxígenoAnillo de empalmeMotorHidrógenoOxígenoMotoresOxígeno líquidoQuerosenoEstabilizadoresPropulsión
Infografía ABC

Este especial de ABC pretende rendir homenaje a una hazaña que ha marcado la Historia de la humanidad como muy pocas lo han hecho. Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins, los astronautas de la misión Apolo 11, fueron auténticos exploradores como también lo fueron Magallanes o Elcano hace 500 años, cuando su expedición completó la primera vuelta al mundo. Nos enseñaron que podíamos hacer realidad lo imposible. Una antena española, por cierto, se enteró antes que nadie.


Estos textos repasan la experiencia de sus protagonistas –el propio Aldrin nos cuenta la suya–, cómo fue el aterrizaje y los peligros a los que se enfrentaron y que ni sospechaban, los ingenios y conocimientos que obtuvimos del viaje –incluidas las herramientas inalámbricas y las zapatillas de atletismo– y cómo lo contó en su día este mismo periódico, con fotografías exclusivas. Las firmas invitadas, entre ellas Pedro Duque, ministro de Ciencia en funciones y exastronauta, analizan razones y consecuencias. Los gráficos nos muestran de manera inigualable los detalles de la misión o el atasco de «cacharros» que ya se ha formado en el espacio. Y es que en cinco décadas nos hemos adentrado en el Sistema Solar mediante exploradores robóticos y hemos establecido un asentamiento humano permanente en el espacio con la Estación Espacial Internacional (ISS). Precisamente, nos fijamos en cómo se desarrolla la carrera espacial en un entorno geopolítico en el que EE.UU., Rusia y China compiten por la hegemonía al tiempo que Europa juega importantes bazas. Y España. Algunas de nuestras empresas trabajan en proyectos punteros que facilitarán el regreso a la Luna. Sí, la aventura tendrá una segunda parte.


Porque las huellas de Armstrong y Collins, como las del resto de hombres de las sucesivas misiones Apolo, estaban condenadas a desaparecer en el polvo lunar, pero se dejarán otras nuevas. En pocos años volveremos al satélite y probablemente será una mujer quien dé el «pequeño paso». Lo haremos de forma diferente y habrá más jugadores involucrados. Agencias espaciales de todo el mundo quieren ser partícipes. Esta vez, se visitará una zona distinta: la cuenca Aitken, en el polo sur lunar, que hasta el momento solo se ha observado en órbita. Pretendemos quedarnos allí y explotar los recursos lunares, que son muchos. Pero sobre todo será el trampolín para saltar a Marte, gran objetivo y siguiente frontera espacial.


(El texto continúa después del gráfico)

Los módulos
Representación de los módulos de alunizaje
Distintas partes del módulo lunar (De izquierda a derecha) Antena de alta ganancia: al lado del propulsor - Módulo de comando: compuesto por el módulo de servicio y el módulo de comando, permació en orbita mientras el módulo lunar estaba en la superficie de la Luna - Módulo lunar Eagle: en el llegaron Armstrong y Aldrin a la superficie de la Luna, después la parte superior se desprendió de las patas para volver a llevar a los astronautas al módulo de comando y, en este, de vuelta a la Tierra
Infografía ABC

Mientras, la Luna seguirá cambiando cada noche («inconstante», le llamaba la Julieta de Shakespeare), moviendo las mareas y estabilizando tanto la órbita como la inclinación del eje de rotación terrestre, lo que permite la vida. Somos afortunados de tenerla. Y los poetas, músicos y demás artistas seguirán fijándose en ella en busca de inspiración, como lo hizo por primera vez el chino Li Bai en el siglo VIII. Tanta fascinación nos genera que incluso hay quien se empeña en parcelarla y venderla a trocitos. Qué ilusos.


El satélite natural tiene sus propios proyectos y se aleja de nosotros 4 centímetros al año, pero hoy, sin duda, está más cerca que nunca.






Contenido Relacionado