Inicio

Opinión



Boulevard buhoneril especulativo por Giovanni Cegarra

Diario Frontera, Frontera Digital,  GIOVANNI CEGARRA, Opinión, ,Boulevard buhoneril especulativo por Giovanni Cegarra
GIOVANNI CEGARRA


La realidad país ha llevado a unos cuántos hacerse de jugosa ganancia
económica a costa de la necesidad del pueblo, que ante la escasez de
los alimentos básicos de la dieta diaria, hace lo humanamente
imposible, pagan lo que le pidan, tenga capacidad para ello y en sus
efectos, caen en las redes de los bachaqueros especuladores, como los
que están ubicados a su mandar, en la Avda. 2 Lora de nuestra ciudad,
desde la calle 18 hasta el Centro Cultural “Tulio Febres Cordero”.

Como Santo Tomás de Aquino “ver para creer” e hice un recorrido por
toda la zona que ilegalmente ha sido tomada por los bachaqueros
especuladores por el sector citado de la Avda. 2 Lora, pude detectar y
comprobar, en todo un boulevard buhoneril especulativo, como desangran
a diestra y siniestra, el bolsillo del pueblo que en su necesidad,
paga super caro en efectivo o por punto de venta con sobreprecio,
hasta en dólares y pesos por productos traídos de Colombia, uno que
otro venezolanos y hasta los que vienen en las cajas del CLAP,
expuestos como si nada, a luz pública.

Comerciantes del sector aludido, que pagan impuestos municipales, se
quejan de la presencia de estos bachaqueros especulativos,
conformantes de este boulevard buhoneril existente en Mérida pero
algunos les presta sus puntos de venta, claro le hacen su ganancia,
cobrando un porcentaje por ello y ahí seguirán, sin pagar impuesto
alguno, ahora premiados por la Autoridad Municipal del Libertador, que
dice los reubicará en un lugar ideal y eso, por lo que me he enterado,
el que decidan escoger, los benditos e intocables buhoneros de la
Avda. 2.

Definitivamente en Mérida, cualquiera hace lo que le viene en gana,
ocupa espacios públicos como si nada, obstaculizan el libre tráfico
peatonal vehicular a su antojo, como es el caso de a Avda. 2, no pagan
impuestos, hacen y deshacen, en el entendido que todos tienen derecho
al trabajo, a rebuscarse de la mejor manera para sostener a su familia
pero, los que hacen vida en el boulevard buhoneril especulativo de la
Avda. Lora, en verdad, son los propios usureros legalizados, a
expensas de que en esta urbe urbe andina merideña venezolana, brilla
la necesidad colectiva, no hay gobierno y autoridad que valga, a más
ver. Con Dios.





Contenido Relacionado