Inicio

Opinión



Así lo creo…

DESERCIÓN ESTUDIANTIL por Jesús Alberto Barrios R.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Jesús Alberto Barrios R., Opinión, ,DESERCIÓN  ESTUDIANTIL por Jesús Alberto Barrios R.
JESÚS ALBERTO BARRIOS



La  deserción estudiantil es una realidad a la cual se enfrentan las universidades y demás instituciones educacionales del país. Los profesores, estudiantes, empleados, académicos de primera línea, emigran en busca de mejores condiciones de subsistencia. La complejidad de esta situación requiere de un cambio urgente. El restablecimiento de la democracia y la libertad debe comenzar por la formación de estructuras como la educación, que es la clave para el desarrollo y el progreso social. Se trata de invertir más y mejor en educación, intensivamente en la educación preescolar, básica y de adiestramiento para el trabajo. Destinar voluntad para reformar la estructura del modelo de Educación Superior; reestructurar el Ministerio de Educación, reducir la burocracia, y ejecutar planes de reacondicionamiento de planteles escolares. Ello requiere el cambio de régimen urgente, para derrotar la crisis de desconfianza, con el propósito de realizar como objetivo, el logro de un desarrollo institucional, social y duradero, promoviendo una política de transformación, para el Bien Común. Implica además, restaurar la escala de valores, generar propuestas para resolver la grave situación monetaria y financiera, para la reconstrucción nacional. De allí la importancia de construir un lenguaje coherente, para transmitir con claridad un mensaje de propuestas que puedan resolver la grave crisis que padecemos. Entre otras, la deserción estudiantil porque nos arrebata la esperanza. Por eso, transitaremos  los senderos luminosos del cambio político, para el logro de una Venezuela de estabilidad constitucional y social. Lo importante es mantenernos unidos, conservar la fuerza espiritual y actuar con inteligencia. Evitar los debates estériles que destruyen los propósitos constructivos del deseo de cambio. El país espera del liderazgo político, luces para orientar el rumbo, que su juventud regrese para reforzar la restauración nacional. El régimen se derrumba y se producen significativos rostros de perturbación en sus operaciones. La acumulación de años de una política equivocada los condujo al desastre de una  realidad indefendible. A la promesa de cambio hay  que llenarla de ilusión, de contenido social, y reforzarla con propuestas para resolver los problemas de la juventud y del pueblo en general, todo lo contrario a lo que hace el gobierno.  El régimen quedo entrampado en su propia red comunista, todos los efectos causados para impresionar, resultaron  negativos y están ubicados en el desastre económico, social e institucional. El más dramático, con calificación de los analistas que conocen la materia por el resultado obtenido, es la pobreza. Se agregan muchos otros, como la implosión de las universidades, con la deserción estudiantil.


jesusalbertob@hotmail.com


Instagram: @jesusalbertob


Twitter: @jesus_albertob






Contenido Relacionado