Inicio

Deportes



Cisma en Ferrari tras un insólito doblete

Diario Frontera, Frontera Digital,  FERRARI, F1, Deportes, ,Cisma en Ferrari tras un insólito doblete
FERRARI GANA EL 1 Y EL 2


Vettel gana ante un enfadado Leclerc por la estrategia de equipo. Hamilton cuarto y Sainz fuera de los puntos tras un incidente

Desde Hungría 2017 no colocaba Ferrari a sus dos coches en los primeros puestos del pódium. Un doble triunfo en un circuito poco propicio para la escudería de Maranello que dejaba, además, a Lewis Hamilton fuera del cajón por tercera vez esta temporada. No obstante, la alegría de los de Cavallino Rampante quedó enturbiada por el malestar de Charles Leclerc, que se sintió perjudicado por la estrategia de su equipo y, sobre todo, por el hecho de que Vettel acabara por delante de él tras entrar a cambiar neumáticos en el box. Lo cierto es que el alemán completó una vuelta estratosférica mientras el monaguesco estaba en manos de sus neumáticos. «No he entendido su undercout. Lo discutiremos después de la carrera pero...», soltaba Leclerc por la radio. Quería el tercer triunfo consecutivo pero se vio a rueda de Vettel y el equipo trató de calmarle para evitar que una lucha entre ambos. La radio echaba chispas. Desde Ferrari le pedían que no hiciera nada peligroso a lo que el piloto monaguesco contestaba que no iba a hacer «nada estúpid0», pero insistía en que «no es justo».

«Siempre es difícil perder una victoria así pero al final es un doblete para el equipo. Todo el mundo se lo merece. Luchábamos por un pódium pero nos vamos con un doblete. No obstante, me voy decepcionado», explicaba Leclerc tras bajar de coche. Sebastian Vettel era la otra cara de la moneda: «Estoy muy contento. Ha sido una gran carrera. El comienzo de la carrera ha sido complicado pero en las últimas semanas hemos retomado el pulso». En el peor momento de su carrera, con una carambola de su estrategia en la que Ferrari no pensaba, Vettel ha conseguido su primera victoria tras 22 Grandes Premios sin subir a lo mas alto del cajón. Singapur ha dado aire a su carrera en el momento más complicado. A partir de ahí, tras colocarse en cabeza, el alemán supo gestionar la carrera, aliviado de tráfico, aunque apuró en algunos adelantamientos, como uno con Gasly. Al final, quinta victoria del teutón en la ciudad asiática. La estrategia de Mercedes fue opuesta a la de Ferrari. Dejar al británico en pista tras la parada de la escudería roja y de Verstappen le costó acabar cuarto, aunque afianza su liderato después del quinto puesto de Bottas, al que le saca 65 puntos.

Las opciones de Carlos Sainz volaron en mil pedazos en la primera vuelta. Nico Hulkenberg le metió el coche y le golpeó en la curva cuatro, atascándole la rueda en el fondo plano y echando por el suelo las altas posibilidades de puntuar, ya que partía séptimo en la parrilla. Cayó el último, tuvo que entrar en boxes y se quedó con una vuelta perdida. McLaren el aguantó en pista esperando que hubiera un incidente que obligara a entrar al coche de seguridad, lo que le permitiría una épica remontada. Ese sueño apareció cuando Russell se quedó empotrado en el muro tras tocarse con Grosjean, en la vuelta 36 y al final los Safety Car se aliaban con él. Con los coches en un puño, el español tiró de experiencia y valor para adelantar a Magnussen tras el tercer coche de seguridad en pista, pero no le dio para meterse en los puntos, aunque en el tramo final de carrera pudo divertirse y demostrar su calidad. «Hemos podido remontar pero no hemos llegado a los puntos. Una pena después de una buena salida y que haya pasado aquí en Singapur, donde adelantar es tan difícil. Hulkenberg ha venido a pedirme perdón», explicaba Sainz. «Es una pena porque hoy era para haber acabado séptimo como mínimo. No esto contento. No era un día para arriesgar y Hulkenberg podría haber sumado cuatro puntos y yo seis...», añadió.






Contenido Relacionado