Inicio

Opinión



Diario Frontera, Frontera Digital,  GLADYS VELAZCO, Opinión, ,Cefalometria Clínica Aplicada por Gladys Velazco
Gladys Velazco


Cefalometria Clínica Aplicada por Gladys Velazco

La apreciación de la belleza y la perfección del rostro humano, es tan antigua como la propia existencia del hombre. Los primeros que se encargaron del estudio y apreciación de la belleza fueron los artistas plásticos. Siempre se ha hablado del perfil griego como un símbolo de lo más supremo en cuestiones de armonía y belleza. Muchos de los pioneros de la ortodoncia como Angle, Case y Lischer consideraron a estas caras como cánones de belleza.  En la búsqueda de la belleza universal, varios artistas del renacimiento, se preocuparon por la exaltación de las proporciones casi matemáticas de los rostros y cuerpos. Uno de los máximos exponentes en esta etapa fue Leonardo Da Vinci que gracias a sus conocimientos en anatomía humana buscó los patrones de proporcionalidad y simetría. Dentro de la basta colección de dibujos de Da Vinci se destacan los de anatomía humana, proporcionalidad y su aplicación en el arte. Realizó numerosos bosquejos sobre rostros humanos con líneas rectas que unían estructuras anatómicas homólogas; variaciones en las líneas destacaban diferencias estructurales entre los rostros. Quizás sea este, aunque sin fines terapéuticos, el primer indicio de evaluación de las alteraciones faciales o asimetrías. En el año 1603 Albrecht Dürer realiza varios dibujos en los que propone un sistema de trazos empleados para determinar los diferentes tipos de perfiles del rostro humano: recto, convexo y cóncavo. La primera clasificación de la estructura facial en prognata y en retrognata de acuerdo con la prominencia del perfil es realizada por Pritchard en el año de 1843. La cefalometría tiene como técnicas que le precedieron a la antropometría y la craneometría. La primera procede de los antropólogos, que describen, clasifican e identifican restos humanos, partiendo de las estructuras que más perduran a través del tiempo: los huesos y los dientes. Para facilitar su comunicación surge la osteometría, ciencia descriptiva que permite cuantificar objetivamente cualquier hueso humano y aplicar el método científico al estudio de los rasgos morfológicos del hombre, fue, es y sihue siendo la mejor técnica para medición facial aplicada logrando diagnósticos apropiados.





Contenido Relacionado