Inicio

Deportes



REAL MADRID

La regeneración de Zidane

Diario Frontera, Frontera Digital,  REAL MADRID, Deportes, ,La regeneración de Zidane
REAL MADRID


La derrota en Mallorca, el 19 de octubre, fue un cataclismo para el técnico. Necesitaba una revolución interna: cambiar actitudes, exigir la mejora física de todos sus hombres, recuperar la disciplina defensiva. O todos los jóvenes subían al poder

Solo pedía tiempo. Pero eso es mucho pedir. A los entrenadores se les paga un buen dinero, se les dan algunos fichajes, no todos, y lo que nunca se les concede es tiempo, porque los clubes no pueden esperar y menos el Real Madrid, una casa que se flagela con la exigencia de resultados inmediatos. Zidane se vio en la picota el 19 de octubre, tras perder en Mallorca, con un equipo repleto de lesionados y demasiados futbolistas lejos de su forma ideal. Tres días después se jugó la continuidad en la Champions, en Estambul. Setenta y dos horas en las que el entrenador planificó la revolución necesaria. Estas son las claves de una transformación que ha significado que el conjunto blanco sume, desde entonces, nueve partidos invicto, con cinco victorias y un empate en la Liga, 16 puntos de 18, más dos triunfos y una igualada en la Champions que le han clasificado para los octavos de final.

Un cambio de actitudes

Zidane habló con su plantilla tras el fiasco de Son Moix. Había que vencer en campo del Galatasary como primer asalto del cambio. Debían mejorar muchas actitudes. Todos ponían en venta su futuro ante el Galatasaray. El primero, el técnico, peor luego irían lo jugaores. Exigió mucho más sacrificio y disciplina a muchos de sus pupilos. O serían suplentes.

Mucho más entrenamiento físico

Superado el examen final de Estambul con victoria, 0-1, Zidane advirtió a sus hombres que impondría un cambio en los entrenamientos, con mayor carga física, pues el rendimiento no era bueno. Necesitaba que sus jugadores estuvieran a buen nivel los noventa minutos. Duplicó el tiempo de las sesiones sin balón, con ejercicios de de velocidad y potencia.

Valverde, el primer aviso de la regeneración

La titularidad de Valverde y Rodrygo en Turquía fue el siguiente mensaje del técnico al grupo, dirigido a los veteranos. El Real Madrid no podía continuar a medio gas y el uruguayo se ganó la titularidad en detrimento de Modric y de Isco. El brasileño Rodrygo le quitaba el sitio a Bale y mandaba una alerta a su amigo Vinicius. El francés Mendy presionaba a Marcelo. El sistema destructivo no funcionaba porque ni la media ni el ataque defendían, dejaban solo a Casemiro. La defensa, en consecuencia, no funcionaba bien. Varane no estaba fino. El preparador lo dejó claro con palabras silenciosas, pero decisivas: o los consagrados daban un salto adelante o perdían el tren de la titularidad. En sus botas estaba que el cambio fuera más lento o que se ejecutara de golpe.

La vieja guardia despierta

La reacción fue inmediata. Todos se pusieron a trabajar la parcela física, muy mejorable en el caso de los veteranos, y la progresión fue visible en dos semanas. Modric aparcó a Croacia y se puso a hacer fútbol por fin para el Real Madrid. Marcelo dio un paso adelante. Varane se puso fino. Las últimas noticias han sido la irrupción de Isco, mejor preparado, olvidado desde hacía un año, y el renacimiento del joven Vinicius tras dos meses de ostracismo muy duros.

La mejoría en el sitema defensivo

Apoyados en el avance físico, Zidane llevó la batuta para que la evolución añadiera la seriedad táctica. Todos comenzaron a defender con disciplina y a jugar también sin balón, el problema eterno, crónico del Real Madrid. El resultado fue que el Real Madrid enlazó cinco partidos imbatido: 0-1 en Turquía, 5-0 al Leganés, empate sin goles frente al Betis, 6-0 al Galatasaray y 0-4 en Éibar. Después ha recibido cuatro tantos en cuatro encuentros: 3-1 a la Real Sociedad, 2-2 con el PSG, 1-2 en Vitoria y 2-0 al Espanyol en el peor partido de esta serie de nueve enfrentamientos invicto.

El regreso de los goles: 25

Tras varios meses con un problema de gol claro, que agravaba la debilidad defensiva, el retorno al acierto en el remate fue la consecuencia de dos parámetros: faltaba la punta de forma física imprescindible para rematar bien, con anticipación, y la llegada de los primeros goles eliminó la falta de confianza. Zidane sabía que la mejoría iría encadenada en todos sus factores. El Real Madrid ha conseguido 25 dianas en estos nueve partidos del cambio.

«Recordad de donde venimos», dice Zidane

Hoy, el equipo es colíder de la Liga. Hace cincuenta días estaba a cuatro puntos. Y mira la Champions con un optimismo que parecía imposible tras el 3-0 de París. Zidane exige a sus hombres que no se aburguesen. No le gustaron algunas cosas ante el Espanyol. Ni un minuto de relajamiento: «Recordad de donde venimos». De casi cero.

Cuatro ejemplos para el grupo:

Karim Benzema: once goles en Liga, quince en la temporada, el francés es el ejemplo de rendimiento y disciplina en su cuidado físico.

Fede Valverde: el estandarte del cambio, el joven que se ha ganado el sitio y ha puesto en alerta a Modric, Isco, Marcelo y Bale.

Dani Carvajal: el canterano es el espejo para el plantel de la forma física constante, dedicado al fútbol; el rendimiento es inmejorable.

Raphael Varane: presionado por Militao, el francés ha trabajado duro y vuelve a estar bien, seguro; ha recuperado la velocidad.

ABC





Contenido Relacionado