Inicio

Sucesos



Masacre en la Clínica “El Búho”

Diario Frontera, Frontera Digital,  CLINICA EL BUHO, Sucesos, ,Masacre en la Clínica “El Búho”
BETSABE FALLECIÓ POR PRESUNTA MALA PRAXIS


Thania Rosales.-

Betsabe Méndez, joven de 22 años de edad,  quien el pasado 19 de noviembre del corriente año muere en manos de Marco Antonio Pereda Cabanillas, médico acusado por la Familia Méndez Zambrano, quien ofertó cirugía plástica (en dólares) conjuntamente a un grupo de médicos en la el Centro Profesional “El Búho”, ubicada en El Llanito, sector La Otra de la capital del estado Mérida, información dada por sus familiares en declaraciones de Joselyn Méndez, hermana de la occisa.

Méndez, relata que su hermana  fue ingresada en dicho centro asistencial, en perfecto estado de salud,  por el medico Marco Pereda, quien ofreció sus servicios de cirugía plástica y suscribió a Betsabe Méndez, en el plan que resultó con muerte súbita, bajo circunstancias que aún no han sido esclarecidas, ni por el médico tratante, tampoco por el equipo médico que le acompañó, asimismo, por los galenos en la clínica Santa Fe, de la parroquia Milla, a la cual fue trasladada y donde se conoció del deceso.

De Pereda no se conoce su paradero, así como de otros detalles profesionales, como su verdadero perfil médico, más que ello solo conocen que es de origen peruano y nacionalidad venezolana.

Acusa que el informe de necropsia esta demorado por más de 20 días,  por lo tanto no hay nada claro sobre la muerte de su hermana, quien además presume hubo delito en el hecho por mala praxis médica.

 Los hechos

Un grupo de médicos procedieron a operar el 19N a Betsabe Méndez, encabezado por el médico cirujano Marco Pereda, para cirugía plástica de colocación de prótesis mamarias, implantes de senos y liposucción en tres fases: lipotransferencia de glúteos liposucción de piernas y abdomen. A saber, se tratan de Iraima Mori medico anestesiólogo; Joran peña, medico asistente; Otilia, Cabe resaltar que la paciente no habría sido consultada previamente por este galeno, solo contacto por las redes y telefónicamente y por intermedio de un familiar (cuñada), lo que revela irresponsabilidad y omisión médica.

Joselyn, cuenta que su madre Belkys escuchó cuando la paciente gritó, enseguida de salir de la intervención (5pm), para  pedir ayuda manifestando  que no podía respirar. Pero fue denegado el acceso al área donde se encontraba para auxiliarla, al contrario el médico y la enfermera pidieron se retirara y no molestara, asi ellos procederían a colocarle la faja post-operatoria, mientras aseguraron que “la paciente estaba en perfectas condiciones y la operación era así”. Sin embargo, no fue así, “no le colocaron nada, la desatendieron, no la ayudaron en ese momento y después de casi cuatro horas decidieron trasladarla a la clínica Santa Fe, bajo un diagnóstico nada preciso” indicó Méndez.

Continua “habrían Llamado un medico intensivista de la clínica Santa Fe, quien afirmó que era necesario el traslado porque estaba delicada de salud, mientras el médico tratante Pereda continuaba afirmando a su señora madre que ella estaba bien, que solo era la presión que sentía en el pecho y que debía retirarse para la clínica donde iba a ser trasladada”, relató Joselyn, al mismo tiempo se pregunta por qué su hermana iba con los ojos tapados con adhesivo y un ventilador mecánico o manual, además en un vehículo que nada tiene que ver con una ambulancia.

En la UCI de la clínica Santa Fe, no hubo un diagnosis preciso y confundidos por tres juicios médicos de parte de cada uno de los galenos responsables a sus familiares se diluían con explicaciones que la presión de los implantes le había causado un broncoespasmo, la médico anestesiólogo daba otro diagnóstico y el intensivista de la santa fe otro, así concluyeron en el primer día de lo que su familia considera una masacre.

Los médicos desaparecieron

Al día siguiente los médicos fueron llamados desde las 8 am por los familiares para pedir diagnóstico de la paciente, más se presentaron alrededor de las 10 am y tampoco les permitieron ingreso de los familiares; ya para las 11 am les informan que la paciente habría tenido un paro y a las 11 y 30 le participan el deceso.

Claman por justicia y esclarecimiento

La hermana y la madre de Betsabe Méndez, hacen clara y franca denuncia de los hechos y aluden, incluso, que la paciente habría sido trasladada ya fallecida a la clínica Santa Fe. Denuncian mala praxis médica de Pereda y su equipo, desatención médica antes, durante y después de la operación, luego en el momento de las 5 a 9pm cuando fue ingresada a la clínica santa y les negaron el acceso a los familiares, dice Mendez  “A nosotros nos están mintiendo, nos están ocultando algo y los médicos no han dado la cara, no han manifestado ninguna explicación del caso y causa del deceso hasta pasadas las 120 horas es decir fuera del lapso de la flagrancia.

Pedimos a las autoridades una profunda investigación hasta esclarecer los hechos, exigir que estos médicos les sean aplicada medidas preventivas hasta tanto no haya un resultado del caso desde el punto de vista médico-legal y jurisprudente.

Pedimos la prohibición de salida de la localidad y el país de Marco Antonio Pereda Cabanillas. Solicitamos a la directiva del Colegio de Médicos informe sobre la condición profesional de estos galenos para esclarecer dentro del marco legal, estén conformes en el ejercicio de la medicina y en la especialidad de cirugía plástica.





Contenido Relacionado