Inicio

Nacionales



Morel Rodríguez Ávila

Los gobiernos comunistas del siglo XXI le infringieron un daño terrible a los venezolanos

Diario Frontera, Frontera Digital,  MOREL RODRÍGUEZ, Nacionales, ,Los gobiernos comunistas del siglo XXI le
infringieron un daño terrible a los venezolanos
MOREL RODRÍGUEZ


Su voracidad fiscal, sus delirios de falsa grandeza, su inexperiencia, tozudez y ausencia de sensibilidad social desataron la crisis más grave que haya vivido nuestra república.

ÁNGEL CIRO GUERRERO

 Morel Rodríguez  Ávila nos recibe en su despacho, muy temprano. Ha invitado a Henry Millán, su amigo de toda la vida, economista brillante, de la misma escuela de Gumersindo Rodríguez, profesor titular de la Universidad de Oriente y al periodista que redacta este foro, para conversar, dentro de un ciclo que el anfitrión viene realizando sobre grandes temas locales, regionales y nacionales. A nuestra cita, la agenda marca un solo punto: la crisis económica en Venezuela, realidad y perspectivas con el socialismo del siglo XXI.
Al iniciar lo que en su opinión en el país ha ocurrido, el anfitrión advierte: “Para entender con claridad la situación actual que vive Venezuela, es necesario hacer énfasis en el contenido de la Carta Magna”. Nos remite al Título VI, artículos 299 al 321, referido al sistema socioeconómico. Allí claramente se establece que “todo régimen económico del Estado en cuanto a los principios que lo caracterizan como la política social, democracia, eficiencia, libre competencia, protección del ambiente, productividad y solidaridad, a los fines de  asegurar el desarrollo humano integral y una existencia digna para la colectividad el Estado, conjuntamente con la iniciativa privada, promoverá el desarrollo armónico de la economía nacional, así como el sistema del Banco Central de Venezuela y todo lo atinente a la política monetaria y la estabilidad del bolívar”.

 ¿Podría  mencionar las causas del incumplimiento dado por los gobiernos de Chàvez y el de Maduro, de tan vital articulado para impulsar el crecimiento y progreso de la economía venezolana?
-En primer lugar, responde, es pertinente identificar la ausencia en este capítulo de los principios de producción y eficacia. Si bien se indica eficiencia, la misma está referida a los procesos inherentes a la gestión pública y la eficacia –ausente- tiene correlación directa o positiva, porque le da vida a la producción y productividad del gasto público.

 Bebe su café, despacio, mientras nos mira. Ha ido llegando mucha gente que quiere saludarlo. Son viejos amigos, curtidos dirigentes que vienen desde Macanao, desde Maneiro, desde Arismendi, desde las barriadas de Porlamar. Algunos se acercan, silenciosos, a escucharlo. Los demás quedan afuera, oído atento a lo que su amigo, “el verdadero Protector de Nueva Esparta”, como le llaman recordando “su extraordinaria obra de gobierno”.

 -En segundo lugar, prosigue con su hablar lento, la acción de los gobiernos comunistas, que no socialistas del siglo XXI  le infringieron un daño terrible a los venezolanos,  entre otras verdades porque  no guardaron ni guardan  respeto y compromiso alguno con la sociedad venezolana, por cuanto la demagogia impregna el discurso oficialista y se hace todo lo contrario a lo que espera el ciudadano que, dicho sea de paso, sólo reclama sus derechos fundamentales establecidos en la Constitución la cual, por cierto cumple 20 años de haber sido aprobada por un pueblo noble, hoy defraudado y abusado por una élite política que practica la exaltación del culto a la personalidad y como único requisito es tener la bandera del líder máximo del mal llamado proceso “revolucionario”.

Considera que “el tercer elemento en el cual basa sus consideraciones, “está relacionado con lo que significa en su opinión “una existencia digna y provechosa para la colectividad que, mientras devengue un salario mínimo mensual de 3 dólares, jamás podrá alcanzar”.

 -En términos sencillos, ¿qué significa?
-Bueno, la ONU categoriza como pobreza extrema, aquella cuyos habitantes de un país reciben 1,90 dólares por día como ingreso.

.-¿Cómo cataloga, entonces, las relaciones del gobierno con el sector privado en la búsqueda de un desarrollo armónico del país?
-Aquí se afirma, señala con su índice derecho el Título VIII, artículos 333 al 399,: de  nuestro texto constitucional, que “todo ciudadano investido o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de la vigencia de la constitución”. Pero el gobierno nacional desde que inició sus acciones jamás quiso entenderse con los empresarios privados a pesar de lo que aquí está plasmado. Es más, todos los jueces, en el ámbito de sus competencias, están en la obligación de asegurar la integridad del texto magno. Pero por miedo o solidaridad ideológica, han dejado solos al ciudadano en su reclamo de que el oficialismo respete la constitución, que viola impunemente cuando les conviene..

El político, a quien el pueblo califica de líder de la democracia insular, cita como ejemplo de esas continuas violaciones “uno muy  fundamental establecido en el sistema socioeconómico venezolano: el de asegurar el desarrollo humano integral”. Y sentencia: “Desde el punto de vista de mi pensamiento libre y democrático, se trata de alcanzar y practicar el pluralismo ideológico estando consciente de brindar una educación sin ataduras políticas, donde se prestigie y se cumpla el respeto y el reconocimiento a quienes no piensan como quiere que piense el que ejerce el control del poder”.

-¿De verdad ello ha ocurrido?
-La ideologización, amigos míos, ya está sembrada en las escuelas., en los liceos, tecnológicos y universidades que el oficialismo controla, Más importante resulta el Che que nuestro Gran Mariscal de Ayacucho, por citar un solo y lamentable ejemplo.. Son las gríngolas, advierte, que impiden a los que se denominan socialistas, pero en verdad son los comunistas del siglo XXI, la escogencia y puesta en práctica de una de las reglas de oro de la gerencia moderna: La selección de los mejores para el ejercicio de la función pública.

 Reforzando su reflexión, agrega; “Para tener una idea clara de los impactos de tan funesta práctica gerencial, se calcula que la expulsión de 22 mil trabajadores petroleros en el año 2000, le causó a Venezuela un atraso de 30 años. Si a esto le agregamos la rotación de ministros en el gabinete, sin preparación académica y profesional alguna ejerciendo cargos de alto nivel, que están allí apenas por ser partidarios del gobierno y dispuestos a aplaudir aunque sea un mal chiste del presidente, imaginemos como será al interior de ese gobierno.

 -Cree usted que estas aclaratorias son necesarias para entender el nacimiento y fortalecimiento de una crisis económica sin precedentes en nuestra historia republicana?
-Por supuesto. Aquí nadie escapa a la destrucción masiva de una comunidad como la nuestra que vivió etapas de progreso sostenido de un país emergente que sembró la prosperidad, la esperanza de tener una patria mejor para sus hijos y nietos.

 -¿Podría, como político, parlamentario y gobernador exitoso, señalar las principales acciones llevadas a cabo por la llamada revolución?
- La sorpresa y conclusión a la vez, es que la gente pensante y sensata se pregunta con asombro, cómo llegó Venezuela, un país tan rico y con tanta potencialidad, a una situación realmente dramática como la que está viviendo. Increíble verdad, pero tristemente la inacción, la irresponsabilidad, la corrupción, la falta de sensibilidad social y el descarado delirio de falsa grandeza se apoderaron de un gobierno que todavía no sabe que debe gobernar para satisfacer las necesidades básicas de la sociedad venezolana.

 Se levanta y va hacia la puerta. Les dice a los amigos que le aguardan que le concedan un rato más, para atenderlos. Uno de ellos le expresa: “No se preocupe, mi líder, llevamos años esperando que usted regrese a tripular la lancha Nueva Esparta. Podemos esperarlo un rato más, para que vuelva”. Morel sonríe y regresa a la silla. “Hoy en día, prosigue sin haber perdido el hilo, la lucha perentoria es garantizar lo que en otros países funciona normalmente: la educación, la salud, seguridad social, seguridad personal y de los bienes y el disfrute de libertades plenas y cabal cumplimiento de los derechos humanos”.

 -Para 1998, Venezuela producía 3.500 mil barriles de petróleo diarios. Hoy apenas Pdvsa reporta a la OPEP unos escasos 450 mil b/d. ¿Qué considera usted que ha sucedido?
-.Por aquí empezó la campaña del gobierno sobre lo que en realidad quería: utilizar a Pdvsa como Caballo de Troya para desarrollar desde nuestra Casa Matriz la peregrina tesis de que el modelo rentista petrolero endosable a la llamada Cuarta República era una situación negativa para el país, por lo que se imponía trabajar para, “salvando a Pdvsa”, demostrar que ellos eran “los salvadores de la patria”. Para Rodríguez Ávila, lo siguiente fue “poner en marcha, acelerada, loca, irresponsable, la política de expropiaciones, confiscaciones y tomas de 1.300 fincas productoras, con el pobre y falaz argumento .de garantizarle al pueblo lo que esto revolucionarios denominaron “la soberanía alimentaria”.

-Según usted, ¿qué debió hacer el gobierno nacional?.
-En vez de promover el desarrollo del sector privado lo que hizo fue hipertrofiar al sector público a la espera de actuar como controlador e interventor. Ahora vemos el crecimiento de la informalidad en nuestra economía por cuanto se han perdido miles de empleos, consecuencia de la puesta en marcha de un modelo donde el perro se muerde la cola.

 -Dada esta visión, entonces ¿cuáles fueron los resultados macro-económicos de esa arremetida contra el sector privado?
-La participación o contribución del sector privado en la conformación del Producto Interno Bruto era de 17,36% en 1998, para ubicarse en el 2018 en un 7,70%. Este deterioro de la capacidad productiva nacional, por la intervención excesiva del Estado, unida a una apertura masiva a las importaciones, trajo como resultado la contracción recurrente de la producción nacional, reitero, generándose escasez de bienes y servicios y  desatándose un proceso hiperinflacionario que el gobierno no ha podido controlar,

 -Entre las más altas del planeta
-Y la más larga del mundo. Todavía su curva de crecimiento se mantiene,. La hiperinflación no se ha podido controlar, repito, debido al daño inmenso hecho a los productores nacionales en virtud de generarse un proceso importador que acabó con las divisas, en este caso petrodólares, llevando al país a un endeudamiento brutal, pasando la deuda externa de 27.mil millones de dólares en 1998, a más de 200 mil millones de dólares en la actualidad. La nuestra es una economía asfixiada por la voracidad fiscal de un gobierno que comprometió el futuro regalando el patrimonio de los venezolanos, movido por el capricho de un proyecto político, queriendo superar la grandeza de nuestro Libertador.

 -Muy duro lo que usted señala.
-Pero cierto. Mire, para 1998 la deuda externa del país tenía una participación o significaba el 10% de sus ingresos. Hoy, 20 años después, se invirtió la relación para convertirse en diez veces mayor al nivel de ingresos por concepto de importaciones petroleras. Así se arruina un país, su población pierde su calidad de vida y huye por sus fronteras hacia naciones vecinas las cuales en estas dos últimas décadas han tenido un desempeño positivo en su crecimiento económico, con baja inflación, mejoría sustancial de sus servicios públicos, En la nuestra, durante esos mismo veinte años, sucedió exactamente todo lo contrario.

-¿Qué otros elementos destacaría usted como efectos de este desastre económico?
-Lo significativo de todo este malhadado proceso destructivo de la economía nacional, es que las causas que lo generaron, además de mantenerse, han crecido a pesar de las advertencias y alarmas disparadas desde todos los factores políticos, sociales, económicos, académicos e institucionales.

 -No escuchan el ruido de las piedras que arrastra el río.
-Ni el de la calle, La suya es una actitud de sordos, ignorantes y tercos. Es la práctica constante referida por el poeta al precisar: “Quien practica algo distinto a lo que predica se convierte en un payaso de su propio espíritu”.

 -Le repito, dura calificación, la suya.
-Pero igualmente cierta, le reitero. Tal vez sea la frase más considerada que se pueda tener hacia un gobierno que no oye al pueblo, que no le queda aliento para rechazar un proyecto político que sólo le ha reportado miseria al venezolano Le daré una lista breve de las medidas negativas que ha tomado este gobierno, sin que exista la remota posibilidad de revertirlas.

 Maestro al fin y al cabo, las dicta:

-Expropiación de más de 6 millones de hectáreas productivas, Confiscación de más de 1.300 empresas, hoy en día en manos de los llamados Frentes “Francisco de Miranda” y “Müller Rojas”, en camino a su destrucción total: Pérdidas en Pdvsa de 1.800 pozos productivos y 4 refinerías paralizadas: Devaluación de nuestro signo monetario, a través de  emisión constante de dinero inorgánico para financiar el gasto público; Hipertrofia del sector público. De 14 ministerios para 1998, hoy día suman 44. Hasta se creó un ministerio de Eco socialismo que sólo busca destruir nuestras riquezas naturales, caso concreto lo del Arco Minero; Dramática situación bancaria con destrucción del crédito; Destrucción del poder de compra del venezolano. Hoy en día con 86% de pobreza crítica y pérdida de 1 kilo de peso en los dos últimos años; incremento permanente de la deuda externa e interna, con empobrecimiento de nuestro sector productivo o por actitud maula del gobierno nacional; Destrucción de la conectividad del país con los mejores destinos emisores de turismo; Diáspora de más de 4 millones de venezolanos, con tendencia el 2020 de llegar a 6,5 millones y, de ñapa, la destrucción también de los servicios básicos. En suma, diez causas relacionadas entre sí, que sellan el fracaso de una forma de gobernar contraria a la realidad económica mundial.

 Mira su reloj y finaliza:
-Les agradezco el tiempo que dedicaron a escucharme. Ahora, amigos, con su permiso, atenderé a quienes me esperan, no sin antes desearle a ustedes y a la gran familia insular y venezolana muy felices pascuas y, ojalá, un venturoso año nuevo 2020.




Contenido Relacionado