Inicio

Opinión



Diario Frontera, Frontera Digital,  LUIS MONTILLA OPINIÓN, Opinión, ,Luis Montilla,El Frente Amplio de Mérida por Luis Montilla
Luis Montilla

El Frente Amplio de Mérida por Luis Montilla



El Frente Amplio de Mérida por Luis Montilla

El pasado jueves 9 de agosto, con la presencia de un nutrido y calificado grupo de merideños, representativo de los más diversos sectores que hacen vida activa en la ciudad y en el estado, se constituyó con gran éxito el Frente Amplio de Mérida. Una plataforma para el accionar político, que pretende agrupar y coordinar a los diferentes partidos políticos, gremios profesionales, movimientos estudiantiles, sociedad civil, independientes, exchavistas, militares descontentos, dirigentes vecinales, etc., que son parte de la diversa y plural oposición democrática. Pudimos apreciar, que no será un trabajo fácil, integrar sectores tan divergentes, con distintas visiones sobre el camino a transitar hacia la salida política; pero todos, con la claridad en un objetivo común: salir lo antes posible del régimen que preside Nicolás Maduro. Sin ánimos de mirar atrás y quedarnos en la revancha o el “pase de facturas”, podemos decir, que siempre hicimos críticas a algunas actuaciones de la MUD, sobre todo direccionadas al abordaje político inmediato que se debió hacer una vez que se ganaron las elecciones a la AN el 6D-2015. La MUD, debió arrancar inmediatamente un trabajo político dirigido a la apertura e incorporación de todos los sectores de la oposición democrática, sumarlos en una gran cruzada por el rescate de la libertad y la democracia; inclusive, ya para ese momento nos atrevimos a recomendar acercarse en un diálogo de inclusión a las diversas fuerzas sociales disidentes, que habían acompañado al Presidente Chávez, y que ya comenzaban a exigir la salida de Maduro. Sabíamos que la oposición partidista, desde la AN y solo con la composición directiva de los partidos políticos (distorsión que terminó convertida en un súper cogollo llamado el G-4), no tendrían la fuerza para derrotar al régimen devenido en un “Estado mafioso”, que se necesitaría de la incorporación de todos para llevar a feliz término la difícil tarea. Los resultados están a la vista, los errores cometidos por la conducción partidista han sido muy numerosos. Pero pensemos en positivo y en el futuro. Lo que aspiramos profundamente la gran mayoría que estamos participando en la edificación del Frente Amplio, es que seamos capaces de entender la necesidad de construir una unidad real, superior, amplia y tener una ruta clara hacia la salida política –que seamos sinceros y hablémosle claro al país-, no la hay en este momento. Estamos en el límite del tiempo, lo que significa que estando de acuerdo sobre el objetivo principal, debemos buscar esa ruta segura, creíble y viable para ser transitada por todos, junto a nuestro pueblo. Ahora con el tiempo en contra, la desmovilización, incertidumbre, desesperanza y falta de credibilidad de nuestra gente, no nos queda más que apostar al éxito del Frente Amplio y convertirlo en un gran movimiento político-social, donde se impongan por encima de los intereses mezquinos y subalternos, los intereses colectivos y del país, porque sin un país movilizado no habrá salida política.





Contenido Relacionado