Inicio

Farándula

Marta, ganadora de MasterChef tras una final repleta de lágrimas, emoción y mucha tensión

Diario Frontera, Frontera Digital,  MASTER CHEF, Farándula, ,Marta, ganadora de MasterChef tras una final 
repleta de lágrimas, emoción y mucha tensión
Ganadora del Master Chef en España

** Marta, ganadora de MasterChef tras una final repleta de lágrimas, emoción y mucha tensión

La sorpresa no saltó y Marta, la gran favorita y quizá la concursante más constante –con permiso de Oxana– de la sexta edición amateur de «MasterChef», se proclamó ganadora del concurso culinario de Televisión Española. En última instancia, la joven nutricionista, de 22 años, se impuso a Ketty, su amiga y gran rival, después de haber dejado en la cuneta en la fase final a Oxana y Toni y se granjeó el gran premio del concurso: 100.000 euros en metálico, un máster en cocina y el trofeo que le acredita como ganadora de MasterChef.

Aunque lo cierto es que Marta no lo tuvo fácil. Los cuatro finalistas de «MasterChef» partían con opciones para llevarse el concurso, para el que trabajaron muy duro durante trece semanas. Marta era la favorita, pero Ketty también presentaba sus credenciales, al igual que Oxana, con su constancia por bandera, y Toni, eternamente cuestionado por el jurado, formado por Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera pero que logró colarse como el único miembro masculino de la gran final.

La primera prueba de la noche sirvió para descubrir al primer finalista del concurso. Para ello, los aspirantes debían reconstruir un menú de dos platos, guiados por el chef Oriol Castro, mano derecha de Ferrán Adriá en su extinto restaurante «El Bulli», y supervisados por el también chef Mateo Casañas. El menú, consistente en un plato de pasta carbonara y una caballa bien trabajada y preparada, sirvió para que Marta se convirtiese en la primera finalista, a pesar de que derramó su frasco de aceite de piparra durante su elaboración. «Eres ordenada, concentrada y da gusto verte trabajar», ensalzaron desde el jurado. «A pesar de tu accidente, has logrado seguir a Oriol (Castro) punto por punto», agregó Casañas.

La prueba, no obstante, no estuvo exenta de tensión. Los aspirantes, especialmente Oxana, rompieron a llorar antes de ponerse manos a la obra con el cocinado y durante el mismo, Toni pagó su frustración con el mobiliario de la cocina. «Cometes errores que son fruto de tu mala gestión, por esa mala leche que tienes», le espetó Jordi Cruz. Con Ketty y Oxana, el jurado no fue mucho más benévolo. «Tu problema es, sobre todo, de atención. Eres muy crítica con tus compañero, pero puedes hacer más de lo que das», le dijeron a la primera. «Tienes una predisposición muy buena, pero te faltan cosas», le comentaron, por su parte, a la segunda.

Tensión por ser finalista de Masterchef

Con Marta en la final y con Toni segundo, Ketty tercera y Oxana cuarta en esta primera prueba, llegó la segunda y definitiva, de la que saldría el segundo finalista. Para ello, los aspirantes cocinaron fuera: nada más y nada menos que en El Bohío, el restaurante de Pepe Rodríguez en Illescas, por primera vez en la historia de «MasterChef». «Aquí jugaba yo a la peonza y a las bolas, y ahora estamos celebrando una final de este concurso. Yo nunca soñé con ser cocinero, pero faltaba personal y me tocó», expresó Rodríguez, emocionado. «Nadie me preguntó que qué quería ser, pero estoy viviendo un sueño y los sueños se cumplen», agregó.

Allí, los aspirantes tuvieron que emular un menú de Pepe Rodríguez y preparar dos platos cada uno, con los ganadores de las doce ediciones que se han celebrado de «MasterChef» (sumando «MasterChef Celebrity» y «MasterChef Junior», más la edición de cocineros anónimos) como comensales, a excepción de Miguel Ángel Muñoz, el vencedor de «MasterChef Celebrity 1». Ketty cocinó una cigala regada con una sopa, así como el postre: un helado con crema, bizcocho y crujiente de chocolate. Toni se atrevió con un atún marinado con polvo de aceite y un solomillo con ñoquis, mientras que a Oxana le tocó hacer un “ajoblanco” y una ensalada de quesos manchegos y anguila.

Todos ellos salvaron muy bien la prueba, aunque pudieron hacerlo mejor. «No habéis estado exquisitos», les reprochó Jordi Cruz. El jurado tuvo para todos, aunque Toni fue el primero en quedar eliminado. «Tus dos platos han salido tarde y con muchas diferencias con respecto a los originales. No has dado el 100%», le dijeron, antes de eliminarle.

Con ello, la segunda finalista estaba entre Oxana y Ketty. «El “ajoblanco” te ha salido de milagro. Estabas perdida, pero con la ensalada de quesos te has puesto las pilas y has servido una ensalada muy digna», le dijo Pepe a la primera. «Has afrontado la prueba con valentía y seguridad, pero se te ha ido de las manos con el postre. Me he llevado una decepción, porque el postre no estaba acabado cuando tú creías que sí», le dijeron a la segunda. No obstante, Ketty pasó a la final y se batió en duelo con Marta.

Marta, favorita y ganadora de Masterchef

En esta última prueba, cada aspirante pudo cocinar el menú que desease. Marta, favorita al triunfo final según una encuesta que lanzamos en ABC Play, se atrevió con un «menú mediterráneo»: compuesto de un gazpacho «muy personal» de entrante; caldereta de salmonete y langosta de segundo; y “macarons” de frambuesa y chocolate con helado de postre. Ketty, por su parte, plantó cara con un menú con mucho sabor a mar: ensalada de buey de mar, cigalas y rape de primero; raya en una reducción de salsa de soja y una ensalada de segundo; y un “cubalibre” adaptado de postre.

La final estuvo muy igualada, pero se decantó del lado de Marta. De entre las valoraciones que el jurado hizo de la concursante, destacó la de Jordi Cruz, que hizo llorar a la joven«Eres una persona preciosa, la alumna ideal. Tienes mil millones de virtudes, eres una gran compañera y puedes llegar a ser una grandísima cocinera», le dijo a la joven, que entre lágrimas calificó «Masterchef» como la «mejor experiencia» de toda su vida y coronó como la reina de «MasterChef 6»... que no terminó hasta las dos de la mañana, por cierto, a pesar de que lo siguen miles de niños. ABC