Inicio

Deportes



Las 4 razones del adiós de Alonso

Diario Frontera, Frontera Digital,  ALONSO, Deportes, ,Las 4 razones del adiós de Alonso
Fernando Alonso


Es el fin de una etapa. Fernando Alonso, el hombre que impulsó la Fórmula 1 en España, y uno de los mejores deportistas de la historia de este país, se marcha.

Pero no lo hace sin motivo. Estas son las cuatro razones fundadas por las que el piloto español abandona la élite, hasta nuevo aviso:

 

Cinco años sin victorias

 

Año 2013. Fernando Alonso volaba con el monoplaza de su Ferrari por los trazados del circuito de Montmeló, en España. Una carrera desigual en la que el asturiano mostró su supremacía hasta cruzar primero el banderín de la línea de meta, con más de 9 segundos de ventaja sobre Raikkonen. Pocos pensaban en ese momento en lo que estaba por venir. Cinco años de sequía absoluta en Grandes Premios. La mala suerte como aliada de la derrota constante. El español no pudo reivindicarse por el subcampeonato que consiguió el año anterior, en el que Sebastian Vettel alzó el título de campeón del mundo superándolo tan solo por tres puntos. Los años venideros no cambiaron esta dinámica. La promesa de un proyecto en Mclaren que nunca llegó.

 

Vida más allá de la Fórmula 1

 

No todo son los Grandes Premios. El destino ha llamado a la puerta de Alonso en forma de carreras de resistencia. A principios de 2017 el mundo puso sus ojos en el estreno del español en la prueba de Indianápolis. El anuncio antes del Gran Premio de Bahrein del pasado curso, en el que tanto Mclaren Honda Andretti como el asturiano comunicaron que participarían cogidos de la mano en la Indy 500 traspasó fronteras. También lo hizo su actuación. Líder durante varias vueltas hasta que el motor del monoplaza dio de sí. Una amarga retirada, pero una magnífica sensación. Existía vida más allá de la Fórmula 1, y Alonso lo sabía. Por ello, no se detuvo ahí. Las victorias en las 6 horas de SPA del WEC y las 24 horas de Le Mans son una pista del futuro del piloto.

 

Una competición bloqueada

 

El hombre contra la máquina. El choque entre un objeto inamovilbe contra una fuerza imparable. Así ha sido la carrera profesional de Fernando Alonso en los últimos años. La realidad innegable de cómo los buenos pilotos sucumben impotentes ante aquellas escuderías que cuentan con un buen motor. A medida que pasa el tiempo, cada vez resulta más evidente la primacía de los constructores ante las caras que manejan los vehículos. Del famoso y polémico doble difusor de Brown con el que Jenson Button ganó el Mundial casi sin quererlo, hasta los años de auge indiscutible de los Red Bull, que resultaron invencibles de 2010 a 2013. El último capítulo de esta historia lo protagoniza Mercedes, que no encuentra rival en el actual campeonato.

 

Muchos viajes y desgaste personal

 

Probablemente muy pocos se pondrían de acuerdo a la hora de determinar cuándo fueron los inicios de la carrera de Alonso. Hay quienes dirían que fue en 2003, con su primera victoria. Muchos afirmarían que fue antes, en su etapa como probador. Y otros sin duda, irían más atras, hasta aquel momento en que su padre le regaló de niño un kart, que le condujo a la victoria en el campeonato infantil de Asturias a los 7 años. Ahora alcanza los 32, y tras ellos hay toda una vida dedicada a este deporte, ligada al desgaste incesante que la alta competición exige. Un sinfín de carreras que ya no aportan nuevas glorias. Las vueltas al mundo que el campeonato impone a los pilotos no compaginan con la nueva ilusión del ovetense. Algo clave para un adiós. ABC





Contenido Relacionado