Inicio

Farándula



La examante portuguesa de Julio Iglesias estalla: "Las pruebas de ADN dicen que mi hijo es de él"

Diario Frontera, Frontera Digital,  JULIO IGLESIAS, Farándula, ,La examante portuguesa de Julio Iglesias estalla: 
"Las pruebas de ADN dicen que mi hijo es de él"
EX DE JULIO IGLESIAS



La portuguesa María Edite Santos no cabe en sí de indignación después de la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia que da marcha atrás en el reconocimiento de Javier Sánchez Santos, de 44 años, como hijo de Julio Iglesias.


El cantante madrileño recurrió el veredicto inicial del juzgado de primera instancia número 13 de la ciudad del Turia, que había dado la razón a la exbailarina en su reclamación de la legitimidad del joven como el noveno descendiente del artífice de éxitos como "Soy un truhán, soy un señor"


Y ahora el tribunal levantino pone patas arriba el caso, pese al evidente parecido físico del muchacho con el músico español más famoso en todo el mundo, reseñó ABC.


María Edite conoció a Julio Iglesias en la España del tardofranquismo, cuando aún estaba vigente su matrimonio con Isabel Preysler. Concretamente, en un club de la Costa Brava. Y ahí se fraguó una pasión efímera que ella sigue considerando que cambió su vida. 


Hoy estalla en pleno giro de la historia: "Es bochornoso porque las pruebas de ADN demuestran que mi hijo es hijo de Julio Iglesias". Sus palabras resuenan de manera contundente en Portugal, donde se trata de un caso con enorme tirón popular.


Después de calificar como "una vergüenza lo que está ocurriendo en España con la justicia", promete no quedarse sin reaccionar y advierte: "Llegaré hasta el Tribunal de Estrasburgo, si hace falta". 


Igualmente, añade: "Iremos hasta el final y hasta donde haga falta porque esto no se puede quedar así". Lo que está en juego no es solo el reconocimiento de Javier Sánchez como hijo del cantante, sino su futuro derecho a una parte del ‘pastel’ de la herencia: unos 850 millones de euros.


Se consuma, de esta forma, el largo trayecto judicial que ha vivido María Edite Santos, pues comenzó sus reivindicaciones en distintas instancias a partir de 1990, es decir, un camino que acumula ya 30 años de tortuosa batalla legal.

EFE





Contenido Relacionado