Inicio

Opinión



Mi bosquejo no es imaginario

¿Colombia: Oportunidad o explotación de vida? (I) por Esmeralda García Ramírez

Diario Frontera, Frontera Digital,  ESMERALDA GARCÍA, Opinión, ,¿Colombia: Oportunidad o explotación de vida? (I) por Esmeralda García Ramírez
Esmeralda García


Según la ACNUR, unos 133 mil venezolanos han solicitado refugio en otros países entre 2014 y 2017. La mayoría de los venezolanos que han emigrado han tomado como destino a España, EE.UU., a los países latinos, especialmente los andinos y fronterizos. Cabe preguntarse si ¿Colombia es una oportunidad o explotación de vida? O Perú, o Argentina, o Brasil, para un venezolano acostumbrado a ser amoroso, familiero, amigable, con gran sentido del humor, habituado a llegar a cualquier hora en el trabajo (sobre todo en la administración pública) argumentando cualquier pretexto; que puede ir a cualquier Inspectoría de Trabajo a solicitar reenganche y el pago de su salario atrasado, o vejaciones, abusos y atropellos de sus patronos, cosa que no puede hacer ni siquiera un ciudadano colombiano o latino porque no goza de seguridad laboral. Podrá evitar que sus hijos no consuman estupefacientes en una sociedad donde hasta los niños de edad escolar ya las conocen. En Venezuela puede darse el lujo de escoger cualquier universidad sin pagar ni un bolívar, mientras que en Colombia solo una universidad es gratuita y en Chile aún los estudiantes protestan en la calle por el derecho a una educación gratuita. Para cualquier venezolano es muy normal ir a un centro de salud público sin pagar nada, en Colombia si no está asegurado tiene que pagar la consulta médica en un centro de salud público. El venezolano está acostumbrado a vivir en paz, lucha por ella, nunca ha vivido en guerra; los colombianos votan en contra de la paz, han sufrido la guerra, tienen bases militares. La xenofobia que pudo haber vivido los migrantes colombianos en Venezuela no se compara con la que viven nuestros compatriotas en estos momentos en ese país, porque es impulsada por una ofensiva racial proveniente del imperio para dañar a Venezuela, además como una campaña antiinmigrante que dirige el imperio contra los ciudadanos del mundo que buscan sobrevivir más que una oportunidad de vida; por esta razón diariamente en Cúcuta matan a un venezolano; la misoginia es un aspecto muy normal en otros países de la región y ya vemos cómo asesinan mujeres venezolanas. Estamos viviendo una de las diásporas de la región más notorias del siglo XXI, debido a la crisis económica y social. El éxodo lo encabeza la clase trabajadora, principalmente jóvenes profesionales, aunque también muchos sin concluir su carrera universitaria, en busca de mejores empleos y un futuro prometedor, por los bajos salarios, escasez de alimentos, de medicinas y ayudar a los suyos. Si bien es cierto que el salario en Venezuela no cubre las necesidades básicas, tampoco lo cubre el de Colombia para una familia compuesta por tres miembros.

 

esmeraldagarcia2309@yahoo.com





Contenido Relacionado