Inicio

Nacionales



Ahora también se va Zelle: ¿Qué significa esto para la economía venezolana?

Diario Frontera, Frontera Digital,  ZELLE, Nacionales, ,Ahora también se va Zelle: 
¿Qué significa esto para la economía venezolana?
ZELLE


A la avalancha de malas noticias que ha recibido la economía venezolana en los últimos meses se suma ahora la suspensión de Zelle para los clientes de Wells Fargo en el país.


Se cierra, sin duda, otra fuente de pago en divisas que se había hecho muy popular: tanto, que, según Asdrúbal Oliveros, de Ecoanalítica, en febrero representaba 11,8% de todas las transacciones en dólares en el país.

Asdrúbal Oliveros dijo a Caraota Digital que no tenía información de cómo se movió esa cifra en estos cuatro meses tan particulares por la cuarentena del Covid-19.


Por qué es malo que se vaya Zelle (y qué tanto)


Para la economía venezolana estas son malas noticias más allá del impacto aparente de las cifras.


Por ejemplo, estudios hechos hace ya algunos años señalaban que solo 6% de los venezolanos tenían una cuenta en el exterior.




De este porcentaje, a su vez, se desconoce qué número de venezolanos tenían cuentas en un banco como Wells Fargo.


Este banco, muy fuerte en la costa oeste de EEUU, pero mucho menos en Miami y Nueva York, resistió bien la crisis financiera de 2009, señaló a Caraota Digital Henkel García, especialista en finanzas.


Wells Fargo compró también bancos quebrados en la costa este, así que probablemente, algunas cuentas de venezolanos, se desconoce cuántas, estén allí.


La cifra de 6% también es engañosa, indica García, porque, aunque pequeña, representa a los venezolanos con más poder adquisitivo.



Son aquellos que estaban moviendo esa burbuja de prosperidad que se movía solo en algunos municipios del país indica el experto.


Zelle, en todo caso, se volvió tan popular en Venezuela que algunas cadenas comerciales, incluso, tenían cajas destinadas a cobrar por ese mecanismo.


Un mecanismo que nunca se concibió para uso masivo, destaca García, y en el que pudieran estar escondiéndose transacciones cambiarias que violan las sanciones de Estados Unidos.


Esto podría despertar no solo el miedo de Wells Fargo, sino de muchos otros bancos.


Sin embargo, oficialmente y por ahora, solo este banco ha tomado la medida de prohibir transacciones con Zelle a sus clientes venezolanos.


El riesgo del sobrecumplimiento


Para otro economista, Luis Oliveros, el temor no es tanto que Wells Fargo haya prohibido transacciones con Zelle a sus clientes venezolanos, sino que el ejemplo cunda.


Indica este experto que, como pasa con otras sanciones, suele producirse el fenómeno del sobrecumplimiento.


Es decir, que las empresas se inhiben de negociar con particulares en Venezuela porque su Gobierno está sancionado.


Las empresas van más allá del cumplimiento de las sanciones, y toman medidas que terminan afectando a aquellos a quienes las sanciones no pretendían afectar.


Sin embargo, García indica que las cuentas bancarias de los venezolanos en el exterior no han sido bloqueadas.


Todos los que tienen una cuenta afuera, si tienen una tarjeta de débito, pueden seguir pagando en divisas al cambio del día.


La sequía de las burbujas


Para Luis Oliveros, no obstante, la fuente de donde salen las divisas para esta economía de burbujas dolarizadas que se ha formado en Venezuela se secará mucho con el cierre de Zelle.


La medida viene justo en un momento en que el pago de gasolina en divisas, por ejemplo, va a impulsar el pago en verdes también en sectores relacionados a esta.


La principal fuente de ingreso de dólares en efectivo a la economía venezolana son los viajes de venezolanos que aún podían desplazarse al exterior.


En medio del cierre de fronteras generalizado que causó la crisis del coronavirus, esto es virtualmente imposible, indica Luis Oliveros.


Quizás la solución está en el propio régimen de Maduro: terminar de flexibilizar la legislación para que los bancos nacionales comiencen a operar con dólares, tanto en sus depósitos como en sus cajeros automáticos.


Sin embargo, esto choca con el problema de que esas cuentas no podrán ser alimentadas con depósitos desde el exterior porque ningún banco corresponsal se va a atrever a depositar en una cuenta venezolana, señala Luis Oliveros.


Por lo pronto, si se generaliza el cierre de la plataforma Zelle para los venezolanos, la economía se va a ver en más aprietos que los que tiene actualmente, es lo que señalan los expertos.

CD






Contenido Relacionado