Inicio

Deportes



La vuelta de la Fórmula 1 tras el coronavirus: seis curiosidades del Gran Premio de Austria

Diario Frontera, Frontera Digital,  FÓRMULA 1, GP DE AUSTRIA, Deportes, ,La vuelta de la Fórmula 1 tras el coronavirus: 
seis curiosidades del Gran Premio de Austria
GP DE AUSTRIA 2020


El trazado de Spielberg pasó varios períodos fuera del calendario y cambió tres veces de nombre. Allí, este domingo un piloto buscará romper un récord.


En 1964, Austria recibió por primera vez a la Fórmula 1. Con idas y vueltas y cambios de circuito, allí el Gran Circo corrió 32 pruebas. Y ahora, en 2020 y en medio de una pandemia, fue ese país de Europa Central el que se animó a acogerlo nuevamente. Protocolos sanitarios y tests de coronavirus mediante, Spielberg será la casa de los 20 pilotos y los empleados de los 10 equipos hasta el 12 de julio.


Conocido como Red Bull Ring desde que la empresa de bebidas energéticas compró el circuito en 2010, son varias las particularidades de este trazado a lo largo de la historia de la categoría que en mayo cumplió 70 años.

Aquí una breve selección aleatoria de seis datos olvidados o poco conocidos del GP de Austria.

El GP de Austria tuvo su debut y despedida en aquel 1964. Los organizadores habían elegido la pista de aterrizaje de Zeltweg Airfield para armar el trazado pero, tras el triunfo de Lorenzo Bandini (Ferrari), fue considerado demasiado peligroso y desapareció del calendario.

Con el deseo de volver a ser considerados por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), los austríacos se trasladaron cinco kilómetros al norte, hasta Spielberg, para armar allí el nuevo autódromo que llamaron Österreichring ("Circuito de Austria"). Ferrari, otra vez, se quedó con la carrera gracias al manejo de Jacky Ickx y el GP mantuvo su plaza hasta 1987, cuando al cabo de varios accidentes otra vez lo consideraron peligroso. Y desapareció una década.

El ingeniero alemán Hermann Tilke se hizo cargo de su remodelación, como de muchos otros de los actuales circuitos de la F1. Tardó un par de años hasta que en 1997 le dio a la categoría un nuevo circuito más corto, más moderno pero, fundamentalmente, más seguro que fue renombrado como A-1 Ring por el apoyo de una empresa de la zona y que se estrenó con la victoria de Jacques Villeneuve (Williams).

Se corrió con normalidad hasta 2003, cuando las leyes anti-tabaco de la Unión Europea golpearon al automovilismo, que tenía en esas empresas a grandes auspiciantes. "La culpa la tiene su ministro de Sanidad por aprobar el adelanto de la prohibición de la publicidad del tabaco", remarcó Bernie Ecclestone antes de aquel último GP.

La pista recibió a categorías europeas menores pero entró en quiebra y el grupo austríaco de telecomunicaciones se lo vendió a Red Bull. Su inyección de dinero lo convirtió en el actual Red Bull Ring, inaugurado en 2011 y que retornó a la F1 en 2014, después de diez años de ausencia, con la victoria del Mercedes de Nico Rosberg.

Por qué: tres nombres para un mismo lugar


Bienvenidos a Spielberg. El ingreso al circuito, sin público pero con una cálida bienvenida. Foto: JOE KLAMAR / AFP

Bienvenidos a Spielberg. El ingreso al circuito, sin público pero con una cálida bienvenida. Foto: JOE KLAMAR / AFP

Después de la pista de aterrizaje de Zeltweg, Spielberg fue la casa del GP de Austria. El nuevo autódromo fue llamado Österreichring y recibió a la categoría entre 1970 y 1987. Fue ese el primero de sus tres nombres.

Si bien siguió funcionando hasta 1995, los accidentes que allí se acumulaban, uno de los cuales terminó en la muerte del piloto Mark Donohue durante los entrenamientos de la F1 en 1975, obligaron a su remodelación.

El ingeniero alemán Hermann Tilke, que luego se convirtió en "padre" de otros varios autódromos, tuvo en Spielberg su primera prueba y en 1997 entregó un circuito más seguro que fue renombrado como A-1 Ring por el apoyo de una empresa de la zona (A1 Mobilkom). Se usó hasta 2003, cuando otra vez salió del calendario (porque en Austria se prohibió la publicidad de tabaco) y poco después entró en quiebra.

En 2010, el grupo austriaco de telecomunicaciones se lo vendió a Red Bull, que lo bautizó Red Bull Ring. El trazado fue inaugurado un año después y retornó a la F1 en 2014, después de diez años de ausencia. Además del nombre, le sumó un toro de acero de 1.300 toneladas y 18 metros de altura en medio del trazado.

El toro en medio del trazado de Spielberg. Foto: EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNA

El toro en medio del trazado de Spielberg. Foto: EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNA

Dónde: subidas y bajadas entre colinas austríacas


Muchos podrán decir que perdió la peligrosidad que tenía cuando era el antiguo Österreichring, pero el Red Bull Ring ofrece sus complicaciones: altitud en el inicio y curvas rápidas cuesta abajo. Además, la mayoría son ciegas por la elevación del terreno.

Mercedes, en el primer día de actividad en Austria. Foto: REUTERS

Mercedes, en el primer día de actividad en Austria. Foto: REUTERS

En medio del bosque de Estiria, el pequeño trazado de 4.318 kilómetros -como comparación, Silverstone tiene 5.891 km- ofrece en una vuelta corta tres rectas separadas por curvas a la derecha suaves pero cuesta arriba y, hacia el final, la exigente curva de Rindt, llamado así por el primer campeón de F1 de Austria.

No da tiempo para la desconcentración: la curva 10 desemboca en la recta de la meta y si no se controla bien puede llevarte directo afuera.

Quién: Alain Prost, el recordman del GP de Austria


Alain Prost, insuperable. Foto: AP Photo/Russell McPhedran

Alain Prost, insuperable. Foto: AP Photo/Russell McPhedran

Allí donde Carlos Reutemann (Brabham-Ford) hizo sonar el himno argentino en 1974, hubo un único piloto que logró que su himno nacional se escuchara tres veces. El francés Alain Prost ganó el GP de Austria en 1983 con Renault y consecutivamente en 1985 y 1986 con McLaren-Porsche.

Desde entonces, nadie pudo igualar su récord; ni el máximo campeón de la categoría, Michael Schumacher, quien rompió su sequía en Austria recién en 2002, cuando Ferrari le ordenó a Rubens Barrichello que le cediera el primer lugar. Si bien el alemán volvió a poner a su Ferrari por delante del resto en 2003, el GP salió del calendario y no volvió hasta que el heptacampeón ya se había retirado.

Pero hay alguien que este año puede quedarse con el récord de Prost e incluso mejorarlo. Max Verstappen ganó las últimas dos carreras allí y si se impone será el primero en conseguir tres triunfos al hilo. De no conseguirlo, igualmente, tendrá una nueva posibilidad una semana después.

Cuándo: 36 años sin una victoria austríaca


Niki Lauda, el mejor piloto austríaco de la historia. Foto: ANDREJ ISAKOVIC / AFP

Niki Lauda, el mejor piloto austríaco de la historia. Foto: ANDREJ ISAKOVIC / AFP

El 19 de agosto de 1984, Niki Lauda se convirtió en el primer y último piloto local en ganar el Gran Premio de Austria con su McLaren.

El ícono del automovilismo y tricampeón de la categoría (1975, 1977 y 1984) fue uno de los 16 pilotos surgidos de Austria en los 70 años de historia de la F1 pero el único que pudo ganar en su tierra, algo que no logró Jochen Rindt, el primer campeón de la F1 austríaco en 1970, que se coronó en forma póstuma ya que murió en los ensayos del GP de Monza y nadie pudo alcanzar su cosecha de puntos hasta el final de la temporada.


Cómo: un circuito al que nunca le falta drama






A horas de un nuevo Gran Premio, la Fórmula 1 seleccionó cinco momentos dramáticos vividos en el circuito de Spielberg. Desde el choque de Nick Heidfeld (Sauber) a Takuma Sato (Jordan) en 2002; el increíble roce entre los Mercedes de Hamilton y Rosberg en 2016; la orden de Ferrari a Barrichello en 2002; el despiste de Vittorio Brambilla luego de ganar en 1975; hasta el toque de los McLaren de David Coulthard y Mika Hakkinen, que fueron segundo y tercero, respectivamente, en 1999.


f1 formula uno calendario circuitos 2020

CLARÍN






Contenido Relacionado