Mérida, Octubre Sábado 16, 2021, 11:47 pm

Inicio

Opinión



Covid-19 y el futuro de las CGV por Sadcidi Zerpa Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa Hurtado, Opinión, ,Covid-19 y el futuro de las CGV por Sadcidi Zerpa Hurtado
Sadcidi Zerpa Hurtado



A pesar del covid-19, el comercial internacional sigue dominado por las Cadenas Globales de Valor (CGV). Ello porque las CGV interrelacionan a grupos de la sociedad con los Estados y las corporaciones, hasta hacerlos converger en el objetivo de proporcionar infraestructura e instituciones que conecten a las cadenas de suministro de las empresas.


En el escenario de pandemia, la gran preocupación de quienes están inmersos en esta dinámica es responder a la pregunta: ¿Seguirá el dominio de las CGV post covid-19? Todas las crisis económicas tienen efectos negativos en la dinámica social de los países y en la estructura económica del mundo, y esta no es la excepción. Ya muchos países y empresas comienzan a relocalizar actividades productivas en lo que puede representar un primer esfuerzo por desacoplarse de las CGV. En este orden, unos alegan motivos de seguridad, reducción de costos y necesidad de avanzar en la desglobalización. Otros van más allá y vuelven a levantar las banderas de la autosuficiencia y la necesidad del retorno a lo fabricado a nivel local.


A pesar de esto, en la actualidad y en el futuro, ningún país puede producir todas las mercancías que necesita para satisfacer las necesidades de la población. Además, las cadenas globales de suministro dependen de la infraestructura construida por los gobiernos para atraer y captar inversionistas. Esta infraestructura es la base de la competitividad de muchas regiones del mundo, especialmente del Este de Asia, y es un activo que muchos países no podrán construir fácilmente después del covid-19.


Por otra parte, las CGV también dependen de inversiones privadas orientadas a obtener rentabilidades que a nivel local muy pocos países pueden garantizar. Mientras que la reubicación masiva de CGV también requiere de mano de obra barata y competitiva, muy difícil de encontrar en países como Estados Unidos, Alemania, Japón, Francia e Italia. La gran disparidad en el tamaño de la fuerza laboral de los países del mundo, consolidará el rol de los países más poblados en las cadenas de suministro e impedirá su desaparición.


Finalmente, la total desaparición de las actuales CGV se dificulta por la falta de lugares alternativos donde desarrollar dichas actividades productivas. Países candidatos para dar lugar a nuevos encadenamientos, como México, Tailandia, Vietnam, Indonesia, Malasia, entre otros, tienen escaso atractivo para la inversión extranjera directa (IED), carecen de la infraestructura necesaria, y se caracterizan por el constante cambio de reglas a la actividad empresarial, principalmente en el marco de las regulaciones laborales y de tierra.


De esta manera, el mundo debe prepararse no para la desaparición de las CGV sino para una mayor integración comercial. En este orden, las instituciones multilaterales aún ofrecen el mejor marco para avanzar, en particular la Organización Mundial del Comercio (OMC), en la búsqueda de las ganancias del comercio internacional. Las reglas y las responsabilidades deben renegociarse en un nuevo acuerdo global que acepte plenamente las diferencias en los sistemas políticos entre los países miembros.


*@zerpasad






Contenido Relacionado