Inicio

Opinión



Al país rescatando ando por Frank Andrade

Diario Frontera, Frontera Digital,  FRANK ANDRADE OPINIÓN, Opinión, ,Al país rescatando ando por Frank Andrade
Frank Andrade



Hoy ya en el octavo mes del año 2018, visualizando las circunstancias deplorables en la que régimen ha llevado a sus ciudadanos, observo firmemente con esperanza, optimismo, que debemos ser incólumes en la actitud, porque la mente es quizá el arma más poderosa del ser humano, lo que te creas lo materializa, y el poder oscuro está distrayendo, desmotivando, subestimando la fuerza espiritual y moral de los ciudadanos que aún permanecemos de pie, en medio de esta hecatombe apocalíptica, porque cada quien, los que han emigrado y los que permanecemos aquí, tenemos nuestro encuentro con la realidad. Porque la experiencia nos deja el aprendizaje, del desapego, del valorar lo que se perdió, de nuestra fuente de vida que no se pierde, pero que desconectamos para sobrevivir, del desprendimiento a lo material, a la zona de confort del cual se habla con frecuencia en estos tiempos, para encontrar otras realidades de supervivencia, de asumir retos que quizá nunca nos imaginamos, de olvidar el progreso intelectual, porque mientras no construyas valores y principios de nada sirve un título, de ser observadores conscientes y asumir que el tiempo terminó y el cambio se comenzó a gestar sutilmente, de forma progresiva, como cuando el viento entra por la ventana y sin darte cuenta tienes frio.

La orden oscura es desfallecer, desmotivar, para poder controlar, recuerden que los estados de ánimo son susceptibles y frágiles porque son controlables por las reacciones emocionales, es por eso que la actitud mental es fundamental. No podemos anclarnos, engancharnos en lo negativo, aunque pretendan enlodarnos, tenemos que sacudirnos cualquier vestigio de derrota mental, física y material, esta es la guerra del final de los tiempos, de la que tanto nos hablaron nuestros ancestros, es una guerra espiritual y sabemos que siempre la luz resplandece, ilumina, enaltece, porque Dios está ahí, debemos considerar que la paciencia, la tolerancia, la comprensión, el conocimiento, el trabajo, la solidaridad, el apoyo, el autocontrol, la limpieza, la disciplina, la puntualidad, la responsabilidad, la eficiencia, la eficacia, la justicia, el equilibrio, el respeto, la institucionalidad, en fin todo, absolutamente todo, está transformándose hacia una nueva sociedad, está incluso el mismo ser, viviendo un cambio interior, preparándonos hacia un nuevo mundo, estoy convencido de eso, los hechos son determinantes.

Exclamaciones de soberbia impiden que miremos el entorno con detenimiento, la aceptación no es suficiente, la rebeldía en contra de la inmoralidad, y de los antivalores humanos y ciudadanos, son la razón y las argumentaciones que deben prevalecer en estos momentos de máxima consciencia, porque es ahora, cuando vemos el entorno destruido, carcomido , por los intereses desproporcionados que la ambición, producto del resentimiento ha generado esta generación carente del verdadero principio de progresividad proveniente del trabajo, donde cada quien en su propia guerra, siembra su tumba, gracias a la egolatría que creció en esta dimensión material sin pensar las consecuencias que hoy el ciudadano venezolano vive. No habrá regreso alguno, no pensemos que tendremos de nuevo aquello que tuvimos, eso nunca pasará, el pasado fue, ya no más, la nostalgia es simple recuerdo de tiempos que solo nos sirve, para calibrar las emociones, reimpulsadoras del presente que debemos construir.

Evitemos las descalificaciones, los improperios, los bajos deseos, sé que la ciudadanía quizá expone sus más profundos deseos de animadversión, eso es normal, de alguna manera hay que desahogarse, pero hay que tomar en cuenta, que nos hacemos daño nosotros mismos, cuando reaccionamos de esa manera, por lo tanto no es necesario reaccionar con alteraciones que afectan nuestro propio sistema inmunológico. Si destacamos y enaltecemos lo negativo, reenviando noticias, utilizando redes, haciéndonos eco de cuanto rumor o mentira entubada para entretener, le damos mayor fuerza a esos elementos que debemos cambiar, de manera consciente en lo particular, he sido parte de esas manifestaciones críticas en mis artículos y editoriales en el medio de comunicación donde a diario interactúo y recibo miles de bendiciones y felicitaciones por aportar y dejar una semilla que debemos regarla entre todos, porque, nadie, desde su computador, tablet, celular, periódico, programa de radio o tv, logra, el objetivo, la meta es encontrar soluciones, pero unidos, juntos en equipo de trabajo. Sí, TE QUEJAS, PERO QUE HACES PARA CAMBIAR LO QUE TE AFECTA? … Entonces, sé que es difícil afrontar estas condiciones, pero debemos hacerlo, olvidar el egoísmo, encontrando el valor del principio de progreso individual, basado en la transformación del país, trabajando juntos con la consciencia  enfocada, todos hacia un solo norte, una misma meta, un solo objetivo, de nosotros depende cambiar este presente.

Hay síntomas y ejemplos demostrados que sí se puede, con organización, interés, con sentido de pertinencia y con voluntad, acción. Recuerda que el motor de tu existencia eres tú mismo y si se juntan todos los motores individuales, la fuerza es indetenible y contra el amor que es voluntad de DIOS, absolutamente nadie puede.

 

@francoman1009





Contenido Relacionado