Inicio

Deportes



Cae el Real Madrid y el Manchester City va a la burbuja de Lisboa

Pep y como ganar un juego desde el despacho (+ Imágenes)

Diario Frontera, Frontera Digital,  REAL MADRID, REAL MADRID, MANCHESTER CITY, PEP GUARDIOLA, Deportes, ,Pep y como ganar un juego desde el despacho (+ Imágenes)
PEP GUARDIOLA ABRAZANDO A ZIDANE AL CULMINAR EL ENCUENTRO: FOTO REUTERS


Análisis de lo sucedido en el partido de vuelta del Manchester City vs Real Madrid en el estadio Ciudad de Manchester (Etihad).

 REAL MADRID, REAL MADRID, MANCHESTER CITY, PEP GUARDIOLA, Deportes, Foto: AFP


Guillermo Villet

@guillermovillet


 

De manera epistemológica, Pep se ha caracterizado por hacer un estudio enfático en sus rivales, independientemente de que tan grande o chico sean. A partir de esto, el juego de Zinedine Zidane tenía que cambiar para lograr de alguna forma, la sorpresa táctica.


Hablando con mi hermano 2 horas antes del partido, concluimos que el juego del Real Madrid iba a ser directo, sin muchas pausas en la medular y con un City de contra (háblese contraataque como acción inmediata de ataque post recuperación de balón). Los primeros minutos de juego nos mostraron eso. Un Madrid con una paciencia falsa tocando la pelota y un City generando densidad. Recordemos que densidad es igual a defensa y amplitud es igual a ataque. Varane se ahogó en esa densidad y cayó el primero.

 REAL MADRID, REAL MADRID, MANCHESTER CITY, PEP GUARDIOLA, Deportes, Foto: EFE


Esta densidad creada por los de Guardiola generó el salto de lineas del Madrid. Muy poco la tocó Modrić y Kroos quienes eran los encargados de la distribución de la pelota. Es simple, no hay posesión, tiramos la pelota, ganamos la segunda pelota, o no.


Los blancos no ganaron una segunda pelota en todo el primer tiempo. Por lo tanto, la pasividad del Real Madrid a la hora de perder la posesión hizo que el City ganara horizontalidad, y en consecuencia, superioridad.


Sin embargo, no solo ganó superioridad numérica. También ganó superioridad cualitativa y posicional con De Bruyne recibiendo en ¾ de cancha y haciendo lo que mejor sabe: Pasar la pelota con propósito y calma.


En un juego Merengue partido en la mitad de la cancha, lo único que podía hacer el equipo Blanco era obtener superioridad cualitativa con Hazard, Benzema y Rodrygo. A su vez, generar una superioridad socioafectiva (el entendimiento de dos o más jugadores) con laterales en ataque.


A partir de esto, el Madrid encontró salida y logró meter el gol a manos de Karim y de una pincelada de Rodrygo. En el paseo de la castellana ya estaban sacando las banderas blancas.


 

Segundo tiempo si diferencias


 

El segundo tiempo fue parecido. Un City con intencionalidad y un Madrid sin ideas. Error de Varane y a llorar al valle.


Pero fue en realidad en el despacho de Pep, donde se ganó este juego. El técnico de Sampedor tiene una estatuilla de Johan Cruyff, y un discurso de Marcelo Bielsa escrito en su pared, a mano propia, que relata sobre el éxito y el fracaso.


El modelo de juego del City (no la idea de juego) pasó por encima al del Madrid. Es en Manchester donde todo es más afín y donde no hay jugadores díscolos sin intensión de jugar. Unos veían más claro el objetivo.


No obstante, no estoy diciendo que Zidane y el Real Madrid fracasaron. Si medimos a objetivos, el Merengue consiguió lo que se propuso a principios de una temporada en donde no se tenía muy claro el horizonte.


Hoy conquistó el de la experiencia. Pero que no se dude que en la cancha hubo dos entrenadores de ELITE.


 Por último, esta imagen de Pep relatando acciones tácticas es el juego en su máximo esplendor. Que se repita una y mil veces.

 REAL MADRID, REAL MADRID, MANCHESTER CITY, PEP GUARDIOLA, Deportes, Foto: Agencias






Contenido Relacionado