Inicio

Opinión



Asia y la regulación Fintech por Alberto José Hurtado Briceño

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado Briceño, Opinión, ,Asia y la regulación Fintech por Alberto José Hurtado Briceño
Alberto José Hurtado Briceño



Asia es el continente con mayores avances en las tecnologías financieras (Fintech), innovaciones tecnológicas que cambiaron la manera de utilizar el dinero y llevar las finanzas. Esto ha hecho que los ciudadanos reciban, de primera mano, tanto los beneficios como los riesgos del uso de las Fintech. Y ante el aumento en la demanda de conectividad digital en los países asiáticos, la masificación de pagos móviles, servicios de gestión patrimonial, seguros, financiamiento y calificación crediticia para hogares, pequeñas y medianas empresas, han contribuido al incremento de la inclusión financiera.


En este orden, las economías asiáticas han mostrado apertura hacia el desarrollo de las tecnologías financieras y, en medio de su rápida masificación, han incrementado su interés en avanzar hacia la regulación del sector. Esto último viene por diversos motivos: 1) Tailandia e India esperan que las Fintech puedan mejorar su eficiencia y promover la inclusión financiera de su población; 2) Hong Kong y Singapur, como centros financieros internacionales, están más preocupados por mantener su posición internacional y, por lo tanto, prestan más atención a los pagos transfronterizos y a preservar la libertad y seguridad como aspecto diferenciador; 3) Tailandia y Singapur han elaborado planes de desarrollo de tecnología financiera y han designado responsables para coordinar la implementación de las nuevas tecnologías, usando el campo regulatorio para respaldar los desarrollos Fintech; y 4) China mantiene el liderazgo mundial, de allí que el país incentiva a sus empresas a trabajar con socios locales en los distintos países del mundo, con el propósito de crear sistemas de pago que incorporen tecnología, cultura y políticas locales, permitiendo que las innovaciones se integren más en escenarios locales de la vida real.


Si bien el sector financiero se encuentra entre los sectores más regulados en la actualidad, como consecuencia del coronavirus la cooperación financiera se convirtió en un punto de interés para todos los países del mundo. Y en Asia se está avanzando en normas claras para lograr que las iniciativas de cooperación empresarial de las empresas Fintech sean sostenibles y exitosas. El interés está en los asuntos relacionados con: a) propiedad de los datos, b) brecha tecnológica, y c) riesgos del sector. Tres aspectos sobre los cuales América Latina debe actuar para garantizar un adecuado desarrollo de su sector Fintech.


El tema de la propiedad de los datos entre individuos y grandes empresas de tecnología es clave porque permite delimitar el rol que tendrán las tecnológicas en los próximos años. Los datos son un recurso cada vez más importante que permite a las empresas tomar decisiones más precisas, pero la importancia de la protección de la privacidad del consumidor debe estar a la vanguardia para minimizar los riesgos asociados con la pérdida de libertad.


Respecto a la brecha digital y el trato desigual de los servicios Fintech, esto surge por la incapacidad de algunos grupos de la población para acceder a las últimas tecnologías y, con estas, usar por ejemplo servicios de pago móvil. Esto exige de un esfuerzo público para incentivar una cobertura amplia de las finanzas digitales, más educación sobre las finanzas inclusivas y una mayor apertura financiera con respecto al acceso a los servicios Fintech.


Y sobre los riesgos financieros, es necesario diseñar estrategias para enfrentar nuevos riesgos como los ciberataques y la desintermediación de los servicios financieros. Las finanzas digitales pueden incrementar el riesgo de contagio financiero en ausencia de una regulación efectiva.


*@ajhurtadob






Contenido Relacionado