Mérida, Octubre Sábado 16, 2021, 11:59 pm

Inicio

Opinión



Pensar y existir por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,Pensar y existir por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado


Una vida transcendente es aquella que, en medio de creencias y axiomas previos, el Ser, logra superar las limitaciones y contradicciones propias de la convicción supuesta y establecida en la existencia. Estudiar con demasiada curiosidad nos podrá llevar a permanecer ignorante de lo que se practica en el presente, si ello es realizado de forma desordenada e inconexa. Por tanto, todo lo aprendido permite establecer el propio intelecto y experiencia meritoria. Producto de la eficacia científica, que a su vez aprueba conocer y descubrir la verdad.

La propia reflexión, es valorada como critica a la utilidad y trascendencia de lo aprendido. Expresa que la lógica del pensamiento es proporcionar ágilmente al intelecto una subordinación al método moralmente aceptado en su realidad histórica. Con la máxima de Descarte “Pienso, luego Existo”, el ave fénix de la necesaria guía en el proceso de la producción científica renació. Su realidad consciente fue criticada por detractores y aceptada por sus discípulos. Ello lo hacía feliz porque no había nada tan grande y adecuado que encontrar critica de sus trabajos, porque podía visualizar ideas de las que no era consciente en su alma, en su cuerpo y, por tanto, en su conciencia creadora.

Descarte, con la acción de subordinar su método a la moral concentrada en la existencia de Dios, dio a conocer la importancia de la guía sobrenatural que ayuda a crear, ordenar y generalizar una vez sean reconocidas las particularidades examinadas. Él, ayudo a establecer la lógica del conocimiento verdadero por medio del método, que evita el tambaleo y caídas duras frente a las imperfecciones del uso suavizado, corregido e insensible de los caminos, llanos, montañas que implican conocimiento, una vez, alguien decide saltar e ir por encima de las rocas ubicadas a el fondo de la sima y lo alto de la cima. 

Dentro de su discurso del método y en la segunda parte, expresó al pensamiento como el camino hacia la verdad. Que junto a su estufa en completo silencio logro dilucidar como aquel que deriva del ejercicio individual de pensar. En su primera lógica en el método para construir conocimiento es básicamente la relacionada a la creación verdadera es aquella que deriva desde nuestra propia conciencia desde nuestra creación, desde las respuestas a nuestras propias preguntas, porque estamos en un espacio un contexto real único e histórico, que no podrá repetirse y no podrás ser visto con los mismos ojos. Tampoco podrá sentirse con la misma alma y sufrida o sobrellevada con el mismo cuerpo, sino por aquel propio, actual y existencial que se encuentra ahora en el momento y lugar.

Esto introdujo la segunda lógica en el método de Descarte. La prudencia, para comprender religiosa y ordenadamente los designios de Dios. Por ello, la belleza de las buenas costumbres llamada razón, no son causa de la bondad inconmensurable, sino de la invención única y suprema de la razón. Cuya consecuencia es, la publicación de los hombres inquietos y atropellados solo cuando hay reforma cuando hay algo nuevo. Esto estableció el tercer criterio lógico del método de Descarte y es la reforma del pensamiento propio. Ello implica que como científicos se debe edificar en terreno propio de ideas, por lo que, una vez sea de agrado la obra propia, el enseñarla deberá implicar el humilde y gran deseo de ser juzgado, para apartarse del camino común, el camino imitado. El camino de lo verdadero es aquel que recibe opiniones, instrucciones ajenas y mejores a las propias.


 


Unido a esto Descarte introdujo su cuarta lógica metódica, el análisis. Ejercicio del entendimiento, a través de la observación que cultiva el ingenio y la imaginación. Y fue así como logró encerrar en cuatro preceptos su lógica: 1) evitar la precipitación y la prevención, 2) dividir o separar las dificultades a examinar, 3) conducir ordenadamente los pensamientos y ascender de los objetivos más fáciles a los más compuestos y complejos y, 4) realizar un recuento integral y revisiones generales. Que a su vez representaban las cinco lógicas metódicas del pensamiento.


 


Con este ejercicio logró encontrar el camino entre las montañas, llanos, valles, planicies, y advirtió en algunos momentos, podía estudiar cada disciplina científica por separado y encontrar la guía, pero en otros, tenía la necesidad de combinar cada disciplina para representar, comprender, y analizar. Solo así pudo descubrir los defectos que los otros tenían y establecer leyes universales, en el campo de las matemáticas, y con ello alcanzo la exactitud, claridad y distinción. Con la combinación perfecta entre la sumisión a Dios y la convicción de su propia alma, cuerpo y conocimiento.


*@zerpasad






Contenido Relacionado