Inicio

Opinión



Razones y pasiones

Ahora, el ahorro por Eleazar Ontiveros Paolini

Diario Frontera, Frontera Digital,  AHORRO, OPINION, Opinión, ,Ahora, el ahorro por Eleazar Ontiveros Paolini
IMAGEN REFERENCIAL


Vieja treta fascista: cuando una realidad este resultando negativa para la estabilidad del gobierno, crea una nueva que haga olvidar la anterior o por lo menos genere una distracción significativa, tratando, hasta donde sea posible, que la nueva determine expectativas en la población y cope la atención. Efectivamente, la situación económica en Venezuela, dada la súper inflación, los sueldos insuficientes y la baja productividad incapaz de satisfacer la demanda, ha provocado una protesta generalizada en especial en los estratos sociales en que los salarios resultaban insuficientes para comprar, aunque sea, lo que resulta básico en un hogar, generando estados de hambre inconcebibles en un país con riquezas naturales de todo tipo y en abundancia.

Ahora bien, esa situación que creemos que puede llegar  a una mayor gravedad, se trata de ocultar con el velo de una “revolución económica”, concebida después de 19 años de despilfarro y corrupción y de haber vuelto minucia el ingreso petrolero que generaron dólares como para convertir al país en una joya envidiable. Noruega cuando el aumento del petróleo llegó a  los 100 dólares, ahorro unos ochocientos mil millones de dólares y Arabia Saudita unos setecientos mil millones ¿Y nosotros? Bien, gracias.

Ahora, como parte de la nueva “revolución económica” que sacará, dicen, al país de su atolladero, introducen entre otros programas el llamado “Plan de Ahorro” que consiste básicamente en la compra de oro en “lingoticos”, unos de 1,5 gramos y otros de 2,5 gramos. El primero a un precio de 3.750 Bs.S, es  decir, 375 millones del cacareado bolívar fuerte y el segundo con un precio de 6.300 Bs. S, es decir, 630 millones de bolívares fuertes.

Está sobreentendió que el ahorro, al cual se considera el acto mediante el cual se separa  parte del ingreso mensual que recibe una persona o una empresa como previsión para el futuro, para cubrir imprevistos, realizar compras no ordinarias de bienes y servicios  y ganar algún interés  por colocaciones bancarios, resulta una práctica sana, conveniente e inteligente. Tener religiosamente la auto obligación de ahorrar, también impide que hayan consumos mayores a lo requerido. Pero, y esto es el busilis del problema, para ahorrar es necesario que el salario o los ingresos mensuales satisfagan  la forma de vida que regularmente se desea y por sobre ello haya un excedente  que permite el ahorro.

Si lo dicho es aceptable, terminamos por considerar que el llamado con bombos y platillos al ahorro con base en el oro, es una falta de consideración y una burla cuando sabemos de que los ingresos de la mayoría de los venezolanos no les alcanzan para  para comer bien,  haciendo los “tres toques” diarios. Tomando como referencia el nuevo salario mínimo que asciende a los  180. OOO. OOO BS, F, es decir, 1.800 S, y sabiendo que el precio de la cesta familiar es de 600.000.000 de BS. F, es decir, 6.000 Bs. S y además que  esa referencia, la cesta,  requiere para ser satisfecha 134 salarios mínimos, al considerar que esa relación se mantendrá,   dada la indetenible inflación que cada aumento genera y que ya se siente,  la cantidad necesaria para satisfacer esa canasta básica sería de 134 X 1.8OO, es decir. 241.2OO Bs. S. ¿Entonces?  Si el programa resulta exitoso aplaudiremos, pero las experiencias anteriores inmediatas, nos dicen que no le será posible a la mayoría de los venezolanos verle el brillo a los “lingoticos” de oro. Por otra parte, no he oído en ninguna parte que interés va a producir, como sucede con cualquier cuenta de ahorros, a menos que el oro aumentara regularmente ¿Y cuando el oro baje? .Por último, el que piense en adquirir alguno de los tipos del “lingoticos”, debe saber que solo recibirá un certificado que acredita algo que nunca verá y que según lo que se ha dicho, estará resguardado en el Banco Central.





Contenido Relacionado