Mérida, Octubre Jueves 21, 2021, 05:28 am

Inicio

Opinión



Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,Sadcidi Zerpa de Hurtado,Desempleo juvenil América Latina y Asia por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado

Desempleo juvenil América Latina y Asia por Sadcidi Zerpa de Hurtado



Desempleo juvenil América Latina y Asia por Sadcidi Zerpa de Hurtado

América Latina en 2016, evidencio situaciones difíciles y complejas cargados de crisis y esperanza. Brasil, Argentina y Venezuela mostraban un quiebre de ciclos en relación a pobres desenvolvimientos económicos. Brasil y Argentina finalizaban una época de izquierda, pero aún la economía no se recuperaba, mientras Venezuela con la nueva Asamblea Nacional cobijaba la esperanza de libertad, pero en la que la arbitrariedad política, la inflación galopante, los nuevos billetes y el fracaso del mandatario que manifestaba nuevas conspiraciones internacionales, la sumió en la mayor desesperanza de su historia reciente. El régimen la depuesto y continúo gobernando. Para Colombia, un país según The Economist que en la región había logrado la paz después de cincuenta años de conflicto armado, se titulaba como el país con paz y prosperidad. Mientras Cuba, evidenciaba el capitalismo de Estado disfuncional, frente a una sociedad dividida en dos clases sociales, los que viven del turismo y los que viven de su sueldo en el empleo formal. Esta despiadada sociedad marcaba diferencias irreconciliables entre cubanos quienes, divididos en dos clases sociales, ubicó a los que tiene trabajo formal en el ámbito académico con salarios muy bajos y los que tienen trabajo informal con sueldos mensuales que superan a los que obtiene un profesor universitario al mes, entonces, un taxista obtiene en un día lo que obtiene un profesor en un mes.

Para México la situación en 2016 evidenció resultados económicos positivos, pero la amenaza por la violencia de actores no estatales estaba al asecho. Centro América, seguía marcada por la violencia y la migración forazada, Nicaragua con graves problemas democráticos, Guatemala con la renuncia del presidente y Comisión Internacional contra la Impunidad, El Salvador con escándalos de corrupción entre los gobiernos de derecha y de izquierda, y Honduras con escándalos de corrupción en el seguro social y lavado de dinero y narcotráfico. La región seguía sumergida en graves dificultades, Ecuador, Perú, Chile y Uruguay, en silencio sufrían sus propios problemas producto del desempleo, delitos en la administración y la alta violencia humana, mientras con los Rolling Stones se tarareaba Pleased to meet you, Pleased to meet you con Sympathy For The Devil


Por su parte en Asia, Corea del Norte lanzó los misiles, se destituyó por corrupción a la presidente Park Geun- Hye de Corea del Sur, Filipinas libró la lucha contra el narcotráfico, pero con miles de muertes que son aún investigadas. También se conoció en 2016 la muerte de activistas en Bangladés y la posible instauración de la ley islámica para tratar los casos que llevaron a la muerte de los activistas, quienes habían denunciado la ausencia de libertad y el extremismo en este país.

China (RPC) se encontró frente al dictamen negativo de la Haya debido al reclamo que había realizado sobre las aguas del mar de China Meridional. Este caso fue muy relevante para Asia Central, ya que, el mar es rico en recursos de hidrocarburos y pesca. Por lo que, China junto a Brunéi, Filipinas, Malasia y Vietnam, han enfrentado polémicas caracterizadas por el desarrollo de puertos de China, pistas de aterrizaje, islotes entre otras acciones que han perturbado las relaciones entre este grupo de países. Finalmente, en Taiwán (RDC), fue elegida la primera mujer presidente y se aseguran como dos pilares fundamentales de su gobierno seguir con la constitución y mantener el status quo de libertad y progreso.

Dentro de todo el contexto situacional, durante el 2016 la región América Latina y Asia reflejaban resultados muy similares a nivel de la tasa de desempleo juvenil, Latinoamérica arrojó un valor de 14,3% mientras Asia mostro un valor del 13,5%. De esta manera a la situación descrita en las líneas precedentes, en 2016 empezó a brillar la demanda sobre la coherencia efectiva entre las alianzas gobierno central, gobierno municipal, empresas, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales todas relacionadas con la capacidad de establecer las condiciones necesarias para el primer empleo o empleo juvenil. Las acciones juveniles en 2016 reclamaban gestiones precisas sobre la posibilidad de capacitar en habilidades técnicas específicas relacionadas irrestrictamente con la informática, administración, emprendimientos, innovación y todos los aspectos relacionados con el liderazgo, la empatía, trabajo en equipo y resiliencia del logro junto a la maquina autónoma e independiente.

Pero cuando llegó la pandemia, esas demandas particulares de la población juvenil de la que se sospecha no fueron completamente comprendidas, remerge aquello que se define como la reaparición de lo esencial, el nivel de desempleo juvenil ya se había estacionado en América Latina en el 18,5% mientras en Asia del Este se ubicaba en 10,4%, Sudeste de Asia y el Pacifico en 11,7%, Asia Meridional en 10,9% y Asia Central y Occidental en 16,9%. Resultados que evidenciaron una ausencia de atención sobre el llamado que los jóvenes realizaron acerca de las capacidades que deben crearse, apoyarse y ampliarse mediante redes, que permiten establecer oportunidades que deberían ofrecer un empleo decente. Esta situación estampa la incapacidad de las organizaciones que tienen como responsabilidad desarrollar, fortalecer y ampliar su capacidad de innovación, ya que, dicha incapacidad coarta la capacidad de autorrealización, generación de ingresos y mejor calidad de vida a la población que apenas despierta hacia el aseguramiento de conocimiento, habilidades y destrezas que demanda la nueva normalidad. Quedando en evidencia en América Latina y Asia la ausencia de engranaje virtuoso entre lo que los jóvenes pueden contribuir a la sociedad y lo que se denomina como contribución innovadora, capacidad y entusiasmo para el progreso de las organizaciones que generan oportunidades en la innovación.     

*@zerpasad






Contenido Relacionado