Inicio

Opinión



Mi bosquejo no es imaginario

Mi delirio sobre el Chimborazo por Esmeralda García Ramírez

Diario Frontera, Frontera Digital,  ESMERALDA GARCÍA, Opinión, ,Mi delirio sobre el Chimborazo por Esmeralda García Ramírez
Esmeralda García R.


Mi delirio sobre el Chimborazo es la más prominente y bella obra literaria que ser alguno haya escrito: Iluminado por el Padre Superior, Bolívar elaboró este escrito hermoso e incuestionable y así su pensamiento. Esta obra es más que un poema y más que un delirio, pues el Libertador era hombre de estar sobre sí, ya que su raciocinio no estaba perturbado por ninguna enfermedad, ni tampoco decía o hacía disparates. Su única pasión violenta fue la independencia de los pueblos. Nadie como él ha llegado a dar tan viva la idea de la pequeñez humana delante de lo infinito y, además, la singularidad de haberse inspirado en la vida y en la obra del propio autor desde tiempos ancestrales. Recordemos que somos eternos y que el espíritu de Bolívar ha permanecido en todos los tiempos. Mi delirio sobre el Chimborazo muestra el sueño de libertad de Bolívar, lo que sería su testimonio, convirtiéndose éste en una marca personal o en un signo de identidad de una escritura que forjó la independencia. El libro “El Encuentro Como Ladrón en la Oscuridad”, de Jairo Vargas, indica las diversas vidas que tuvo el padre Bolívar (Miguel De Cervantes, Jesús de Nazareth, entre otros cuerpos), de ahí que él manifestara: “Jesucristo, Don Quijote y yo somos los tres grandes majaderos de la historia”. En cada etapa de sus distintas representaciones, Bolívar adquirió consciencia de la auténtica libertad a alcanzar, reveló todos los secretos que la providencia le manifestó y declaró: “en cada ser existe la herencia de la sabiduría superior sin distinción, porque somos eternos”. MI DELIRIO SOBRE EL CHIMBORAZO es la visión de un proyecto de lograr la integridad colectiva de la humanidad hacia el nivel superior que nos corresponde como hijos del Padre infinito. Ahora más que nunca debemos defender nuestra patria de cualquier intervención extranjera, porque esta hermosa tierra está destinada a salvar a la humanidad. Somos el Principio de la vida, por lo tanto la fuerza motora de dar vida a lo que el capitalismo quiso imponer a los humanos como lo pequeño y no la viva idea de la grandeza humana frente al infinito. Es el sueño de dar la libertad a los pueblos esclavos; no obstante,  la libertad en todos los sentidos, especialmente la que nos quitaron para no pensar, no sentir, no razonar, no tener consciencia, para ser menos humanos; con el propósito de que los que tienen el control se sientan superiores y creerse mejores que sus semejantes. El Delirio sobre el Chimborazo debe ser la máxima inspiración de los que se sientan bolivarianos para que, como a Bolívar, nos de la  fuerza necesaria para afrontar los retos pendientes que nos deben conducir hacia los derroteros de la libertad plena.

 

esmeraldagarcia2309@yahoo.com





Contenido Relacionado