Mérida, Octubre Jueves 21, 2021, 04:39 am

Inicio

Opinión



ASEAN y las barreras al comercio por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,ASEAN y las barreras al comercio por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado


Aunque la pandemia COVID-19 ha demostrado la importancia de facilitar el comercio de mercancías entre los países del mundo, hay algunos que insisten en el uso de barreras no arancelarias para proteger a los productores y preservar el bienestar de los consumidores locales. Algunos países de la ASEAN son un buen ejemplo de esta situación.


Los comerciantes, transportistas y conductores de camiones de la mayoría de los países de la ASEAN están obligados a cumplir con diferentes requisitos de documentación y procedimientos establecidos por sus socios regionales. En este orden, de la base de datos Doing Business del Banco Mundial se destaca que la cantidad de documentos necesarios para las importaciones varía de cinco en Singapur y seis en Filipinas, hasta llegar a ocho en Malasia y Vietnam, nueve en Camboya, Indonesia y Tailandia, y diez en Laos y Myanmar. Los costos asociados al cumplimiento de estos requisitos indispensables para importar bienes y servicios en cualquier de estos países son elevados en comparación con lo que se debe pagar en Japón, Corea del Sur, la Unión Europea o Estados Unidos. Estos trámites administrativos implican cerca de 40 dólares en Singapur y Tailandia, 60 dólares en Malasia, 115 dólares en Laos, 120 dólares en Camboya, 164 dólares en Indonesia, 183 dólares en Vietnam y 210 dólares en Myanmar.


Los altos costos que tiene el cumplimiento de trámites administrativos impiden el desarrollo de cadenas regionales de valor a través de las cuales las mercancías se mueven varias veces entre los países que conforman la región. Medidas no arancelarias que se suman a las tradicionales son: a) las pruebas obligatorias COVID-19 y b) los períodos de cuarentena de 14 días para los conductores de camiones, medidas adoptadas por todos los Estados miembros de la ASEAN como estrategias para contener la propagación del nuevo coronavirus.


Y aunque, en noviembre de 2020, la Secretaría de la ASEAN publicó el Marco Integral de Recuperación de la ASEAN, donde se establecían estrategias y se identificaban medidas para la recuperación de la actividad productiva y comercial en la región, estas no han sido suficientes. Las medidas incluyeron la armonización de estándares para bienes esenciales y la expansión de la Ventanilla Única de la ASEAN a los socios comerciales de la asociación. De esta manera, se pretendió reducir los costos asociados con el cumplimiento de trámites administrativos durante la exportación e importación de mercancías. Estas iniciativas, aunque importantes para acelerar el cambio de medidas no arancelarias y facilitar el comercio, parece que solo mejorarán los flujos comerciales regionales a mediano plazo, debido a que en la actualidad los países de la ASEAN no tienen mayor interés en adoptarlas.


En este sentido, el sudeste asiático sigue teniendo como desafíos claves: 1) el establecimiento de la Ventanilla Única de la ASEAN, donde se armonicen los diferentes regímenes aduaneros y legislación; 2) reducir las inspecciones físicas, tiempos de publicación más rápidos y requisitos de documentación para las empresas que operan en la ASEAN; y 3) aumentar la seguridad de la cadena de suministros donde participan los países de la región, asignando los recursos destinados a la inspección de envíos más riesgosos y procedimientos más complejos. De esta manera se podrían mejorar los vínculos entre socios comerciales, además de consolidar encadenamientos productivos.


*@zerpasad






Contenido Relacionado