Inicio

Opinión



Venezuela: Hambre y lucha por Isaías A. Márquez Díaz

Diario Frontera, Frontera Digital,  Isaías A. Márquez Díaz, Opinión, ,Venezuela: Hambre y lucha por Isaías A. Márquez Díaz
Isaías A. Márquez Díaz


Local y exteriormente, cobra fuerza, a toda máquina, el criterio o matriz de opinión acerca de que Maduro y su equipo se hallan aislados, no por tramas del imperio estadounidense, sino por la violación flagrante de la Constitución; principalmente, en las disposiciones sobre derechos humanos, cercos a la libertad de expresión, libertad económica, salarios indignos, violación de la propiedad privada, actitudes propias de toda autocracia.

Por otra parte, la hipoteca petrolera en garantía por la deuda de unos US$ 28 mil millones, sumados los cinco mil millones que acaba de otorgarnos el Banco de Desarrollo de China, a cancelarse mediante envíos de crudos, de acuerdo por la finalidad de dicho préstamo; prenda que se constituye con base en las reservas petroleras venezolanas, las mayores del mundo, mientras a sus habitantes les agobia una crisis sociopolítica que ha generado un éxodo inédito en la historia de la humanidad y los trabajadores protestan por mejoras salariales, producto de una declatoria tácita o sobrentendida de ESTADO FALLIDO (ya casi inexistente). Se trata de un escenario sin expectativas de recuperación ya que el personalismo y altivez de los personeros del  desgobierno les ofusca toda perspectiva de recuperación, si no a través de dádivas (bonos), que, se entregan mediante el “carnet de la patria”, suerte de apartheid contemporáneo para poder disfrutar con exclusividad del beneficio/halago/lisonja.

Íterin, Maduro pretende ganar tiempo negociando préstamos y decretando incrementos de salario mínimo ante un signo monetario, ya repugnante,  que se ha desintegrado  en una inflación indómita por lo desfasado de las decisiones para controlarla.

La industria petrolera se recuperaría, de inmediato, si reincorporasen a todo el talento humano que debió huir a causa de la cacería de brujas que el régimen castrocomunista les montara.





Contenido Relacionado