Inicio

Internacionales



ENTREVISTA EL MUNDO DE ESPAÑA

El ministro de Asuntos Exteriores de Colombia: "El Gobierno colombiano rechaza la intervención militar en Venezuela"

Diario Frontera, Frontera Digital,  CANCILLER DE COLOMBIA, INTERVENCIÓN MILITAR, Internacionales, ,El ministro de Asuntos Exteriores de Colombia: "El Gobierno colombiano 
rechaza la intervención militar en Venezuela"
Canciller de Colombia


La principal vía de escape de los venezolanos a la grave situación que atraviesa su país es la huida por la frontera colombiana. Mientras tanto, Colombia soporta el mayor peso de este éxodo. "América Latina no había vivido una crisis migratoria de esa magnitud y, desde el punto de vista de las comparaciones globales, es una de las más graves", explica el ministro de Asuntos Exteriores colombiano, Carlos Holmes Trujillo (66 años), que esta semana ha visitado Ginebra, Bruselas y Madrid para exponer, entre otros temas, una coyuntura que su país no puede gestionar en solitario. Para poder superarla, insiste en la "constitución de un fondo humanitario de emergencia" y la "armonización de las acciones" a nivel regional y global.Coincidiendo con su viaje -en el que ha podido reunirse con funcionarios europeos como la alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini-, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) nombraron al ex vicepresidente de Guatemala Eduardo Stein como representante especial para los refugiados y migrantes venezolanos, cuya tarea será "coordinar la acción multilateral en la región", señalaba ayer, celebrando la decisión, el ministro colombiano, en una entrevista en la embajada de Colombia en Madrid.

 

Con más de un millón de venezolanos en suelo colombiano, ¿está su país desbordado?

 

Ese número seguirá creciendo porque las causas que originan esa crisis aún existen. Lo fundamental es que Colombia no es capaz sola de hacer frente a esta crisis migratoria proveniente de Venezuela. Por eso, desde un principio el Gobierno del presidente [Iván] Duque indicó la necesidad de que se reconozca la magnitud regional de la crisis, la necesidad de armonizar políticas para atenderla y, de igual manera, que se reconozca el carácter global de la crisis y, por lo tanto, la necesidad de adoptar actitudes multilaterales, tanto presupuestarias y financieras, como desde el punto de vista institucional.

 

¿Existen medidas concretas?

 

Todo lo que se ha venido haciendo es concreto, lo que pasa es que la magnitud de la crisis es gigantesca, por eso lo que se necesita es concretar la voluntad de cooperación internacional, tanto en lo regional, como en lo multilateral. Esto último a través de la creación de un fondo humanitario de emergencia que permita fortalecer la capacidad presupuestaria para abordar la crisis.

 

El presidente Duque ha dicho que su "línea" respecto a Venezuela "no es belicista". ¿Está descartada la intervención militar?

 

Vamos a seguir actuando política y diplomáticamente con otras naciones de la comunidad democrática internacional con el propósito de crear condiciones que permitan que los venezolanos puedan escoger libremente el Gobierno que deseen tener. Colombia actúa sin espíritu belicista, rechaza la violencia.

 

Entonces, ¿por qué Colombia no firmó la declaración del Grupo de Lima en la que se manifestaba el rechazo a cualquier intervención militar en Venezuela?

 

Simplemente porque no hubo coincidencia total en los términos de la declaración, pero hay identidad plena en los principios que allí se consignaron y en los objetivos que inspiran el Grupo de Lima.

 

Colombia ha denunciado varios ingresos de militares venezolanos a su territorio. ¿Cómo las están afrontando?

 

Enviamos en su momento las correspondientes notas de protesta y actuaremos en el mismo sentido acudiendo al derecho internacional y a la defensa de nuestros intereses a protestar por los medios diplomáticos apropiados cada vez que se presente una situación de esa índole.

 

En varias localidades de Colombia, el pueblo ha ayudado a los venezolanos que huyen del país. ¿La solidaridad es el sentir general o también se han registrado ataques xenófobos como los vividos en Brasil?

 

Colombia y nuestros compatriotas han venido actuando con gran solidaridad. Somos conscientes de que en su momento el flujo migratorio tuvo otra dirección, en algunas épocas fueron nuestros compatriotas los que se trasladaron a Venezuela y fueron acogidos. Y ahora, frente a esta circunstancia, actuamos con sentido humanitario, de gratitud con el pueblo venezolano por la acogida que le dio a nuestros compatriotas y hacemos permanentemente esfuerzos para evitar que vaya a surgir cualquier sentimiento xenófobo en esta particular coyuntura.

 

Duque no ha designado un equipo negociador de paz con el ELN (Ejército de Liberación Nacional). ¿Es el fin del diálogo?

 

No. Se debe a lo que es la posición del presidente Duque en estas materias, que es totalmente clara: en primer lugar, se está exigiendo la liberación de la totalidad de secuestrados en poder del ELN y, en segundo lugar, se ha planteado como condición para adelantar eventuales diálogos que haya un cese unilateral de acciones criminales verificable, para lo cual se requiere concentración en algunas zonas.

 

El presidente español Pedro Sánchez le extendió la mano a Duque para que las conversaciones con el ELN se pudieran llevar a cabo en Madrid. ¿Podría ser una posibilidad?

 

Todo depende de cómo se presenten las circunstancias en Colombia. Ahora, lo fundamental es tener perfectamente claro que se reclama la liberación de los secuestrados, el cese unilateral de acciones criminales y la verificación, lo cual requiere concentración.

 

En cuanto al acuerdo con las FARC. ¿El presidente buscará revertirlo?

 

No. De ninguna manera. La política del presidente Duque es implementar el acuerdo e introducirle algunos cambios. Duque nunca ha estado en contra del acuerdo, ha estado en contra de algunos términos. Los cambios son cuatro: que el narcotráfico no sea considerado como delito conexo al delito político; volver a la erradicación forzosa respetando los acuerdos de erradicación voluntaria que se hayan hecho; el miembro de las FARC que tenga bienes o recursos que no fueron declarados en su oportunidad será sometido a severas sanciones; el miembro de las FARC que pertenezca al Congreso, pero que sea declarado culpable por la jurisdicción especial para paz de crímenes contemplados en el Estatuto de Roma, tendrá que salir del Congreso, pero en ese caso el partido político FARC conserva la competencia para señalar quién debe reemplazar a esa persona que saldría del Congreso.

 

Colombia se mantiene como el mayor productor de cocaína del mundo, según la ONU. ¿Cómo se va a combatir este problema?

 

Es un desafío que tenemos que afrontar. Sí hay que decir en todo caso que eso es lo que se encontró el Gobierno del presidente Duque.

 

EL MUNDO DE ESPAÑA





Contenido Relacionado