Mérida, Octubre Domingo 17, 2021, 02:43 am

Inicio

Opinión



DESDE MI PARROQUIA

“La reliquia del médico beato en peregrinación” por Padre Edduar Molina Escalona

Diario Frontera, Frontera Digital,  Padre Edduar Molina Escalona, Opinión, ,“La reliquia del médico beato en peregrinación” por Padre Edduar Molina Escalona
“La reliquia del médico beato en peregrinación” por Padre Edduar Molina Escalona


Desde los mismos inicios del cristianismo se remonta la tradición de veneración de las reliquias, desarrollándose como una forma de piedad popular muy arraigada en la Edad Media.

Las reliquias son objetos físicos que tienen una asociación directa con los santos o con nuestro Señor, la palabra reliquia, significa “fragmento” o “remanente de una cosa”. Se dividen en varios tipos, las de “primera clase” o también llamadas de primer grado, que son el cuerpo o los fragmentos del cuerpo de un santo, como carne o un hueso. También existen las reliquias de segunda clase”, que son algo que le perteneció al santo como una camisa o un libro (o los fragmentos de esos objetos). Finalmente están las de tercera clase”, que son los objetos que el santo tocó o que han sido tocados por una reliquia de primera o segunda clase.

Las reliquias fundamentan en los fieles una de las más firmes creencias de todas las épocas. Son la expresión del favor divino que los santos gozaron ya en vida, y que, tras su muerte, los restos corporales y los objetos que utilizó tienen para los fieles una virtud o gracia de obrar prodigios. Su posesión alcanza una enorme importancia, hasta el punto que en la época medieval se desató una verdadera fiebre por las reliquias, en la que causas de índole económica y política tuvieron gran importancia.

Con la proclamación del médico de los pobres, como el cuarto beato venezolano, el pasado 30 de abril de 2021, un grupo de reliquias de primer grado del beato venezolano fueron entregadas a los arzobispos y obispos de Venezuela para su veneración en las 40 sedes de arquidiócesis y diócesis del país. Hasta el 26 de octubre, día en que se celebra la memoria litúrgica del “médico de los pobres” sus reliquias reposarán en los santuarios dedicados para el culto de los fieles.

En medio de una terrible pandemia que nos azota, el Señor nos ha regalado esta gran misericordia de salud y consuelo para nuestro pueblo, gracias a la iniciativa de nuestro Cardenal Baltazar Porras, las reliquias recorren las parroquias dela nación. En nuestra Arquidiócesis estamos viviendo el fervor y la alegría que brota de un corazón agradecido al paso de la reliquia por nuestros páramos, campos y pueblos.

La ciudad serrana se viste de gala para recibir al médico beato. Él mismo que aquel 27 de diciembre de 1888 se hospedó en la antigua casona de su amigo José Ignacio Lares, actual parque La Isla, hasta el 2 de enero de 1889. Un pedacito del mismo que la Ciudad de las cinco águilas blancas, tuvo el privilegio de recibir en su año nuevo, con su iluminadora presencia.

Hoy 132 años después, un nuevo año de bendición, intercesión y luz en nuestro caminar se enciende en lo más alto del país bajo la guía del beato doctor José Gregorio Hernández. Hoy más que nunca estamos llamados a seguir su recomendación: “Un hombre auténtico tiene como ideal moral hacer el bien”. Nos impulsa su testimonio de ciudadano ejemplar, cristiano coherente y santidad en su vida sencilla y a su vez brillantes dones y carismas al servicio de los más pobres y alejados.

Este domingo 26 de septiembre llega la reliquia del querido beato a la populosa Parroquia Santiago de La Punta, arropada por la fe de este pueblo dentro de la ciudad, tendrá su recorrido por las calles y urbanizaciones, así como los encuentros con el sector educativo, quien durante 28 años de su fecunda vida los dedicó a la docencia, el lunes 27, en horas de la mañana se encontrará con los docentes y profesores universitarios en el colegio El Rosario. Asimismo, en horas de la tarde nos encontraremos con los médicos y personal sanitario de la ciudad en el hospital Clínico Mérida, con un conversatorio dirigido por el conocedor del beato, Dr. Fortunato González, sobre “El Dr. José Gregorio Hernández en Mérida”. Momento propicio para orar y bendecir la ardua labor de los héroes de la salud en nuestra ciudad.

En la Parroquia también visitará el ancianato de Alto Chama, una cercanía especial con los hermanos de la tercera edad pidiendo por su salud y fortaleza. Junto a las celebraciones litúrgicas con los niños de la catequesis, los grupos y enfermos, todo un verdadero pentecostés de espíritu misionero y renovación espiritual para nuestra comunidad cristiana. 

La peregrinación del beato Dr. Hernández en la actual situación país y pandemia, nos compromete a los cristianos, a continuar construyendo juntos una Iglesia en salida, samaritana y presente en las periferias de la existencia humana, como signo de esperanza y alegría para nuestro pueblo. Termino con palabras tomadas de la homilía de nuestro Cardenal Porras, con motivo del decreto de su beatificación en junio de este año: “La llegada a los altares de José Gregorio Hernández es un nuevo amanecer que nos compromete a todos (…) Que su luz sea bienvenida en nuestra Iglesia y nos guíe por el camino de la humildad, tanto a los sacerdotes y religiosos, como a los bautizados que buscan con afán ser protagonistas de un mundo mejor (…) Este nuevo amanecer es un bálsamo que nos trae José Gregorio para que todos los que se sienten fatigados y agobiados por la carga de tantos males encuentren alivio, para que aprendamos como él, que seguir a Jesús es tomar su yugo suave y su carga ligera, porque tenemos un corazón manso y humilde”.


Mérida, 26 de septiembre de 2021






Contenido Relacionado