Mérida, Noviembre Sábado 27, 2021, 01:00 pm

Inicio

Opinión



China y el comercio electrónico por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,China y el comercio electrónico por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado




China sigue liderando la actividad comercial en línea a nivel mundial. Es el mercado más grande del mundo debido, principalmente, al tamaño de su población, la rápida incorporación de innovaciones tecnológicas que refuerzan la confianza de los consumidores, y la amplia variedad de opciones de consumo. Solo en 2020, se vendieron productos por un valor de 2,3 billones de dólares, lo que representa poco más de la mitad de las ventas de comercio electrónico realizadas a nivel mundial en dicho año.


En primer lugar, el país más poblado del mundo agrupa a la mayor cantidad de compradores y vendedores de bienes y servicios a través del comercio electrónico, lo que potencia el crecimiento de un mercado cada vez más importante dentro de la economía mundial. Además de su gran tamaño, cuenta con una amplia variedad de marcas a las que tienen accesos compradores con distintos niveles de ingreso, quienes tradicionalmente enfrentan dificultades para acceder a dichos productos debido a que habitan ciudades medianas y pequeñas donde hay evidentes limitaciones para contar con tiendas físicas de grandes marcas.


En segundo lugar, es una actividad comercial sostenida por la rapidez, el reducido costo y la seguridad que garantizan las nuevas tecnologías. De que allí que China, con 932 millones de usuarios de Internet móvil -que representa un 99,2% de penetración de este servicio-, reúne las condiciones para incentivar el intercambio de mercancías en línea. Todo lo cual es potenciado por el esfuerzo empresarial para blindar la actividad con los nuevos avances tecnológicos e innovaciones que preserven la seguridad de las transacciones e incrementen la confianza de los usuarios.


En este sentido, uno de los ámbitos que más se ha desarrollado corresponde a los sistemas de pago. Donde destaca el esfuerzo hecho por Alipay, que apostó a un sistema de depósito en garantía en línea para brindar seguridad a los usuarios y llamar su atención. Es decir, Alipay se queda con el pago durante aproximadamente 10 días después de que el comprador recibe la mercancía; dándole al vendedor la confianza de que recibirán el pago y garantizando al comprador que su pago será reembolsado si es necesario. Y en 2015 innovó mediante la incorporación de su propia tarjeta de crédito.


En otras palabras, las continuas innovaciones han impulsado la aceptación de las aplicaciones de pago, y su mayor uso ha impulsado el crecimiento del comercio electrónico. Por ejemplo, Alipay y WeChat, junto con otras aplicaciones populares, como Meituan -para la entrega de alimentos en línea- y Didi -para los viajes compartidos-, ahora se conocen como "super-aplicaciones". La aplicación principal contiene sub-aplicaciones o mini programas desarrollados por la aplicación o por un tercero. En este orden, los usuarios de Alipay pueden recargar el crédito de su teléfono móvil, pagar facturas, reservar un automóvil, realizar inversiones, comprar un seguro, consultar sus compromisos tributarios o hacer donaciones.


En fin, el comercio electrónico impulsa el crecimiento económico de países como China. Y la preocupación de las empresas vinculadas a este mercado por cubrir las exigencias de los consumidores -garantizando rapidez, seguridad, y bajo costo-, reflejan un cambio de prioridad dentro de las actividades económicas cada vez más dependientes de la tecnología.


*@zerpasad






Contenido Relacionado