Mérida, Diciembre Jueves 01, 2022, 01:05 pm

Inicio

Internacionales



Biden promete que Putin se convertirá en «un paria» por las sanciones

Diario Frontera, Frontera Digital,  JOE BIDEN, Internacionales, ,Biden promete que Putin 
se convertirá en «un paria» por las sanciones
JOE BIDEN


El presidente de EE.UU. responde a la invasión de Ucrania aislando la economía rusa y penalizando a bancos, empresas y jerarcas. Pero se guarda las medidas más agresivas, como sancionar a Putin o expulsar a Rusia del sistema bancario mundial

El presidente de Estados Unidos dictó ayer sanciones contra la economía de Rusia y contra dirigentes de ese país con el objetivo expreso de convertir a Vladímir Putin «en un paria» tras su invasión de Ucrania. Joe Biden denunció que el mandatario ruso se ha marcado como objetivo «reconstruir la vieja Unión Soviética». «Las acciones de Putin demuestran una visión muy siniestra sobre el futuro de nuestro mundo y nuestras naciones, un futuro en el que él pueda tomar lo que quiera por la fuerza, y América lo va a impedir», dijo el presidente en un discurso en la Casa Blanca tras haberse reunido con los líderes del G-7.

«Putin es el agresor. Putin eligió esta guerra. Y ahora él y su país pagarán las consecuencias», advirtió Biden en un discurso sombrío, en el que dejó claro que los soldados estadounidenses no combatirán en Ucrania, que queda a su merced ante la invasión de Putin.

Sí dijo Biden que como Rusia vaya más allá, y agreda a cualquier socio de la OTAN, «América responderá con toda su fuerza». La Alianza Atlántica, en la que hay exrepúblicas soviéticas como Estonia, Letonia y Lituania, tiene una cláusula de defensa mutua.

Las sanciones

Las sanciones anunciadas implican aislar a toda Rusia de los mercados internacionales, cortándole el acceso al dólar, el euro, el yen y la libra británica, lo que va a complicar sobremanera las inversiones financieras y hasta el comercio. El principal banco ruso, Sberbank, con sus 25 filiales, queda expulsado del sistema financiero de EE.UU. Además, EE.UU. congela los activos que están bajo su jurisdicción de VTB Bank Bank Otkritie, Sovcombank OJSC, y Novikom- bank. Se impide la compra de deuda y otras operaciones en mercados internacionales de grandes empresas rusas con activos que superan los 1,4 billones de dólares, entre las cuales se hallan Gazprom, Rostelecom y Russian Railways. Y se dictan sanciones directas a los siguientes empresarios y socios de Putin, además de a algunos familiares suyos: Sergei Ivanov, Andrey Patrushev, Igor Sechin, Andrey Puchkov, Yuriy Solviev, Galina Ulyutina y Alexander Vedyakhin. La Casa Blanca también ha sancionado al Ejército ruso y prohíbe ciertas importaciones de productos tecnológicos a Rusia.

Según dijo Biden en su discurso, esas sanciones «impondrán un coste severo a la economía rusa, tanto de inmediato como más adelante en el tiempo. Hemos diseñado estas sanciones a propósito para maximizar un impacto a largo plazo a Rusia y minimizar el impacto en Estados Unidos y nuestros aliados». El martes, Biden ya había anunciado en otro discurso una primera ronda de sanciones, menores, tras un discurso de Putin en que reconoció la independencia de dos regiones de Ucrania.

Biden no incluyó ayer en las nuevas sanciones algunas opciones que su Gobierno ha sopesado, como echar a toda Rusia del sistema bancario mundial o sancionar directamente a Putin. Es además poco probable que las sanciones tengan un efecto arrollador inmediato, pues Rusia se ha preparado para esta contingencia y dispone de 600.000 millones de dólares en sus reservas.

Biden se reunió antes, por la mañana del jueves, con los líderes del G-7 para pactar la respuesta a la agresión de Putin. El mandatario estadounidense habló durante una hora y diez minutos con el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro canadiense, Justin Trudeau; el presidente francés, Emmanuel Macron; el primer ministro italiano, Mario Draghi; el primer ministro de Japón, Kishida Fumio; el de Reino Unido, Boris Johnson; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Según la portavoz de Biden, Jen Psaki, «el G-7 incluye a las principales democracias del mundo y el 50% de la economía mundial, y los costos que impondrá en conjunto a Rusia no tendrán precedentes. Como resultado de las acciones de Putin, Rusia ahora se enfrentará una presión inmediata e intensa sobre su economía y a un precio masivo, por su aislamiento del sistema financiero global, el comercio global y la tecnología punta».

Biden además ha dicho que de esta agresión rusa a Ucrania, la OTAN sale más reforzada. Pronto se convocará una cumbre de aliados para pactar un refuerzo ante el expansionismo ruso, dijo el presidente norteamericano, quien además prometió «defender cada centímetro de terreno de los aliados de la OTAN con toda la fuerza» de los Estados Unidos.

AGENCIAS






Contenido Relacionado