Inicio

Regionales



Intensa semana financiera asumió Vicerrectorado Administrativo ULA

Diario Frontera, Frontera Digital,  VICERRECTORADO ADMINISTRATIVO ULA, Regionales, ,Intensa semana financiera asumió 
Vicerrectorado Administrativo ULA
Agenda Administrativa


Con el claro objetivo de mantener informada a toda la comunidad universitaria, el programa “Agenda Administrativa”, órgano de difusión comunicacional del Vicerrectorado Administrativo de la Universidad de Los Andes (ULA), en sus versiones de televisión y radio; fueron desarrollados en sus ediciones del martes 2 y miércoles 3 de octubre respectivamente, de la mano del Vicerrector Administrativo Manuel Aranguren, con un contenido de interés extenso para toda la comunidad ulandina.

Los estudios de la Televisora Andina de Mérida (TAM) y de ULA 107.7 FM con retransmisión para ULA 97.9 FM en Trujillo y ULA 106.5 FM en Táchira, en la edición número 395 de Agenda Administrativa, permitieron mostrar la realidad actual que viven los trabajadores universitarios desde el enfoque financiero, sobre todo en momentos cuando la precaria situación económica de los integrantes de la comunidad universitaria es realmente precaria, más cuando el tema de las tablas salariales, convención colectiva, limitado poder adquisitivo, entre otros factores, comprometen la cotidianidad de miles de hombres y mujeres que dan su aporte por el desarrollo del país desde tan valiosa cuna del saber.

 

Día de pagos

 

El profesor Manuel Aranguren, Vicerrector Administrativo de la Universidad de Los Andes, en compañía de su director de Programación y Presupuesto, Víctor Hugo Molina; trataron unos puntos que fueron noticia durante la jornada por el revuelo que causaron, entre ellos la forma como se cumplió con el pago de la segunda quincena del mes de septiembre, donde no hubo fluidez en la comunicación y entendimiento por parte de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu), ya que el eficiente equipo financiero del Vicerrectorado Administrativo de la ULA envió la maqueta donde se contemplaba el pago del salario con la aplicación de las tablas recientemente propuestas por el ejecutivo, pero el instructivo que se recibió desde la capital de la Republica orientaba pagar basados en salario mínimo decretado en 1800 Bolívares Soberanos (Bs S).

Continuó explicando el Vicerrector Aranguren, que no hubo una clara información recibida, ya que según había llegado otro instructivo, que nadie en la ULA percibió, donde se indicaba que se pagara tomando en consideración las mencionadas tablas salariales. Esto llevó a una confusión cuando se cotejó las versiones emanadas de otras universidades y muchas atravesaban la misma realidad. Ante ese hecho no imputable al Vicerrectorado Administrativo y luego de haber pagado el sueldo mínimo, el equipo financiero empezó a hacer una revisión y análisis de los recursos económicos ingresados para determinar si era suficiente para cubrir las diferencias salariales o se hacía necesario tramitar ante la Opsu otro envió de dinero y así terminar de pagar la quincena y con esto el mes de septiembre.

 

Inconveniente bancario.

 

El Vicerrector Administrativo, Manuel Aranguren, también explicó lo sucedido con unos 300 trabajadores quienes tienen su cuenta nomina en el Banco Mercantil, pero no pudieron ver cargados inmediatamente los montos en ellas, ya que se presentó un problema que no fue responsabilidad de la Universidad, sino una consecuencia del reciente proceso de reconversión monetaria que limita a la mencionada entidad a recibir transferencias de solo 5 millones de Bs S por día y la nómina de los trabajadores que cobran en ella, está por arriba de los 7 millones de Bs S, representando aproximadamente el 70 % de los ulandinos. Comentó la referida autoridad universitaria, que en horas de la mañana, mientras estaba en el programa “La Ciudad en la Radio”, atendiendo entrevista de Leo León, recibió una llamada telefónica de parte de la gerencia del Banco Mercantil, quienes de manera responsable le explicaron lo sucedido a la vez de manifestarle disculpas respectivas. Ante esa contingencia, el equipo financiero procedió a elaborar unas nominas por el excedente y así, pocas horas después se pudo cumplir con este pago.

 

A destiempo

 

En el transcurrir del programa, el profesor Manuel Aranguren también hizo mención a un mensaje recibido fuera de tiempo por parte de la Opsu, ya que luego que se había hecho todo lo necesario para pagarle a la comunidad universitaria, se les notificó el mismo martes 2 de octubre, que no se podía cubrir pagos referentes a prestaciones sociales, Seguro Social, caja de ahorros y demás compromisos, a la vez que la Universidad de Los Andes tendría que esperar recursos vía crédito adicional para cubrir esos efectos de ley. Lo normal era que esa advertencia hubiese llegado junto al envío del dinero correspondiente para pagar la nomina y así saber con antelación, cuál sería su orientación pertinente.

 

Tablas insuficientes

 

Manuel Aranguren destacó que sostuvo una larga conversación con los altos representantes del Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (Mppeuct), Carlos León y Santos Pacheco, donde con la mejor energía y cordialidad fueron tocados puntos de interés para los miembros de esta casa del conocimiento.

“No estamos de acuerdo con esas tablas salariales con las que han ordenado realizar los pagos porque son insuficientes, el sueldo fijado no nos permite vivir con dignidad y debe respetarse y nutrirse los beneficios de la convención colectiva y los acuerdos posteriores”, manifestó Aranguren en medio del programa.

 

Sin recursos

 

Desde hace algún tiempo se ha hecho más difícil el tema presupuestario en la Universidad de Los Andes, limitando el funcionamiento de los servicios esenciales como salud, comedor, dotación de aulas, laboratorios y oficinas y fue allí donde el profesor Manuel Aranguren citó el ejemplo del transporte, cuando en la actualidad han enviado 12370 Bs S (1237 millones de Bs F), pero un caucho tiene un precio de 25000 Bs S (2500 millones de Bs F), es decir, “como para medio caucho”.

“Hacemos un esfuerzo enorme para mantener las rutas de Tabay, Lagunillas, Ejido, la Cuenca de El Chama y Apartaderos, pero si a un bus se le daña un caucho, al menos que se le espiche, eso ya compromete la continuidad del servicio. Además, las dependencias (las facultades incluidas) no tienen recursos financieros para funcionar, no les alcanza ni para comprar media resma de papel. La situación de la Universidad es extremadamente difícil”, comentó Aranguren.

 

Bolsa de comida

 

Con relación a la denominada Bolsa Universitaria Solidaria (BUS), beneficio de dotación de alimentos que hace varios meses fuese anunciado por el ejecutivo nacional y que seria descontado del bono de alimentación de los trabajadores, Manuel Aranguren mencionó que esto no ha sido cumplido en lo absoluto y detalló que es completamente falso que la ULA no haya enviado los recaudos a Caracas, incluso eso fue correctamente ejecutado por la directora de personal. Es desmentido también que esta casa de estudio haya expresado la negativa de recibirla ya que de toda la comunidad universitaria, solo 66 personas manifestaron no querer gozar de ese beneficio.

 

Representación gremial

 

El programa Agenda Administrativa, versión televisión del 2 de octubre, contó con un invitado que encarnó la representación de los gremios, de allí que Dionis Dávila, secretario general del Sindicato de Profesionales y Técnicos Superiores Universitarios de la Universidad de Los Andes (Siprula) y presidente de la Federación Nacional de Sindicatos Profesionales Universitarios de Venezuela (Fenasipruv), expusiera la menguada situación económica y laboral de los trabajadores y las acciones que se adelantan cara a cara con el ejecutivo nacional para obtener las urgentes reivindicaciones de la masa laboral.

En franca conversación con Manuel Aranguren y Víctor Molina, el dirigente gremial dijo que el llamado a paro no fue una reacción “a priori”, sino la consecuencia de la violación de las tablas salariales, “merecemos respeto, violaron las normas, el articulo 89 y 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y ahora nos quieren pagar de tan carente manera”, y Dionis Dávila también acotó que lo recibido es visto como solo un adelanto ante las peticiones de la comunidad universitaria ya que como se recordará fue firmado un compromiso ante el Ministerio del Trabajo, con la presencia de su titular y del Ministro de Educación Universitaria, donde se especificó claramente que se debía cobrar 4.75 salarios mínimos.

Dionis Dávila pronunció, “reconocemos el trabajo y el apoyo del Vicerrectorado Administrativo en la lucha reivindicativa de la comunidad universitaria. No debemos levantarnos de las mesas de discusión porque luego terminan decidiendo unas minorías. La lucha es de todos, por nuestras universidades”.

 

Agenda Administrativa

 

La invitación es presentada a toda la comunidad universitaria para que todos los  martes de 7 a 8 de la noche, vean el programa Agenda Administrativa TV a través de Televisora Andina de Mérida (TAM) con retransmisión los días viernes, desde las 7 de la noche en el canal TVT del estado Trujillo. Y la entrega de Agenda Administrativa Radio en su origen en ULA 107.7 FM con retransmisión para ULA 97.9 FM en Trujillo y ULA 106.5 FM en Táchira. Además de seguirnos en el Twitter: @prensaviceadm donde de forma continua se ofrecerá un seguimiento a toda la información relacionada con el Vicerrectorado Administrativo de la Universidad de Los Andes.

 

Prensa Vicerrectorado Administrativo ULA/Jorge Augusto Rodríguez/ CNP: 14129





Contenido Relacionado