Inicio

Opinión



Mi bosquejo no es imaginario

La estafa de Colombia a Venezuela por Esmeralda García Ramírez

Diario Frontera, Frontera Digital,  ESMERALDA GARCÍA, Opinión, ,La estafa de Colombia a Venezuela por Esmeralda García Ramírez
Esmeralda García


Los desajustes de nuestra economía han sido inducidos por el imperio norteamericano; pero, hoy día, a esta amenaza para tumbar el gobierno de Maduro, se suma Colombia que ha establecido dos sistemas de juego para desestabilizar nuestra economía y es el valor del billete venezolano frente al valor del Bolívar como símbolo monetario, acción ésta que es una verdadera estafa del gobierno colombiano contra Venezuela. Ningún hecho de esta naturaleza ocurre en otra parte del mundo, solo unos delincuentes como los expresidentes Uribe, Santos y ahora el Pdte. Duque pueden ser copartícipes de las acciones que cometen las casas de cambio en todas las zonas fronterizas del hermano país para delinquir y estafar al pueblo venezolano. Hagamos este ejercicio mental con base a la tasa especulativa que se presenta hoy en el mercado cambiario colombiano: si nuestro salario es de 30 dólares p/mes, equivalente a medio barril de petróleo, esto es en Bs.S 1.800. Si vamos a vender a Colombia Bs.S. creyendo que vamos a ganar el doble, estamos equivocados. Al multiplicar $30 x 2.700 pesos, nuestro salario es 81.000 pesos, al cambio en Colombia nos darían en transferencia Bs.S. 2.700. En este sentido, estaríamos ganando Bs. S. 900 (Bs. F. 90MM); pero como lo tenemos que vender en valor del soberano, la cosa cambia. Si un venezolano en la frontera cambia el salario, ellos lo compran a 0.8 pesos (1.800 x 0.80 = 1.440), ¿cuánto estoy perdiendo? Bs. S. 360, se pierde por este cambio 6 dólares, y así sucesivamente. Ahora bien, cuando el venezolano quiere transferir de pesos a Bs., la operación cambia. Por ejemplo 100.000 pesos entre 30 (otro valor cambiario), esto es Bs.S. 3.333,33, por supuesto tienes que tener los pesos. Sucede lo contrario al cambiar nuestro Bolívar Soberano, quiero decir con esto que perdemos por nuestro cambio y también en nuestras compras, solo ganan los comerciantes colombianos, los vendedores informales y gana un gobierno que durante siglos se ha aprovechado de la economía venezolana, ya que carece de políticas sociales asertivas para tratar la pobreza que domina a este sector del país. Seguramente, la ultraderecha fascista agradecerá que nuestros hermanos colombianos nos estafen. Si aquel saqueo fue nefasto para la economía del país por parte de los imperios europeos y el estadounidense, no menos ha sido y es el que estamos viviendo por parte del vecino país. Es necesaria la concientización de todos los venezolanos de defender nuestro símbolo monetario. Evitemos que la pequeña Venecia llegue a ser gobernada por los traidores que entregan la patria, o enterraremos nuevamente a Bolívar y a Chávez. ¡LA PATRIA ES EL HOMBRE QUE NO PISEN, LA PATRIA ES EL HOMBRE!

 

esmeraldagarcia2309@yahoo.com





Contenido Relacionado