Inicio

Opinión



Así lo creo…

Cono: Estafa económica, social y política por JESÚS ALBERTO BARRIOS R.

Diario Frontera, Frontera Digital,  JESÚS ALBERTO BARRIOS, Opinión, ,Cono: Estafa económica, social y política por JESÚS ALBERTO BARRIOS R.
Jesús Alberto Barrios



 

La crisis en el país  es grave,  pero la provincia venezolana no aguanta más, es el grito de los estados, municipios, parroquias, comunidades, etc., que reclaman atención a los graves problemas que confrontan. La peor evaluación de gestión de gobierno se encuentra en el aspecto económico y la variable de mayor impacto es la hiperinflación. En Venezuela no existe ninguna guerra económica, son los efectos del modelo cubano, de dominación comunista y control absoluto. El desastre económico  es producto de ese modelo fracasado del “socialismo del siglo XXI”, es una realidad: la hiperinflación y pobreza extrema.  Para enfrentar esta situación de calamidad  se requiere una estrategia unitaria.  Rebosamos hace tiempo a una acción oficial sin rumbo democrático, que no es más que el engaño con pinceladas de democracia  de un régimen dictatorial,  es una estafa económica, social y política. Crece la pobreza en medio de una crisis humanitaria grave. La corrupción producto del diferencial cambiario los lleva a instituir la nueva moneda, que igual al peso cubano no vale nada. El tal cono  es una cosa mal intencionada, hecha para tapar una hiperinflación producto del modelo fracasado, lograr mayores ingresos vía impuestos, ocasionando daño  tanto al empresario como al consumidor, y asfixiar aún más al ciudadano. Basta sacar cuentas, revisar cuanto costaba cualquier producto de primera necesidad antes de la medida y cuánto cuesta ahora traducido a los bolívares del anterior cono. O preguntarnos: ¿nos alcanza ahora el dinero para nuestros gastos básicos? La eliminación de los cinco ceros a nuestra moneda, solo sirve para el efecto político y sicológico, no hablar de millones, solo hablar de miles o menos, suena mejor. Es un bodrio, es decir, un guiso mal aderezado, que no sirve. La sociedad empieza a sentir el disgusto del nuevo cono monetario, que resultó un espanto de la estrategia de comercio para aplicarlo en el exterior. Lo cierto, de nada sirvió quitarle cinco ceros a la moneda sin resolver el problema hiperinflacionario y esa realidad del cono: es una  estafa económica,  social y política.

 

jesusalbertob@hotmail.com

Instagram: @jesusalbertob

Twitter: @jesus_albertob

 





Contenido Relacionado