Inicio

Regionales



Más de 72 horas sin agua tiene el Hospital Universitario de Los Andes en Mérida

Diario Frontera, Frontera Digital,  PACIENTE, Regionales, ,Más de 72 horas sin agua tiene el 
Hospital Universitario de Los Andes en Mérida
Iahula


18/10/18. Mérida. A través de las redes sociales del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula) se alertó que este centro asistencial, el principal del estado Mérida, que también atiende pacientes de otras entidades del país, tiene más de 72 horas sin servicio de agua potable.

Los quirófanos están cerrados ante la imposibilidad de esterilizar los insumos médicos necesarios. Solo se están realizando cirugías de emergencia por heridas de bala, a pesar del riesgo infeccioso que actualmente suponen.

La hidrológica regional, Aguas de Mérida C.A., intervenida por el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas desde abril de este año, no ha resuelto el problema que ha generado el colapso casi total del hospital.

Marlene de Salcedo, jefa de Atención Médica del Iahula, informó que Aguas de Mérida no ha brindado una solución definitiva al problema, sino que a veces envían algunas cisternas, cuyo abastecimiento resulta insuficiente para las necesidades del hospital, el cual ha sufrido constantes fallas de este servicio desde hace meses.

Enfermeros y médicos de dicho centro asistencial aseguran que el estado actual de la emergencia de adultos es de absoluto colapso. Los malos olores, producto del desaseo en los baños, llegan hasta los pisos superiores y los ascensores. En tanto, pacientes y familiares han optado por hacer sus necesidades fisiológicas en algunas escaleras, aumentando el riesgo de multiplicar las infecciones intrahospitalarias ya existentes.

 

Hospital Universitario de los Andes

 

Desaseo de los baños obliga a cargar agua o hacer las necesidades en escaleras y pasillos del hospital. Foto: Cortesía Marian Molina

Un médico especialista, cuyo nombre pidió reservar, aseguró que las condiciones actuales de la Emergencia del hospital son para cerrar de inmediato este servicio. “El mal olor de los baños y la cantidad de moscas, aunado al poco aseo de los pacientes y las infecciones que portan, es para cerrar la emergencia”, aseguró.

En cuanto al área de cocina, Elizabeth Lizcano, jefa del Departamento de Nutrición y Dietética, informó que la falta de agua ha impedido el funcionamiento regular de este servicio fundamental. “Ayer no pudimos sacar las tres comidas, que a pesar de que el desayuno es solo arepa, solo pudimos enviarlas para los niños y galleta dulce para el resto de los pacientes, y solo se hizo una comida que fue arepa con caraotas como a las dos de la tarde”, informó Lizcano.

 

La inseguridad también azota al hospital

 

Además del colapso por la falta de agua, el pasado miércoles 10 de octubre también se registró un robo en el área de cardiología del hospital. “Durante la revista matutina se encontraron puertas y rejas forzadas, candados rotos y ventanas violentadas, que permitieron el acceso al edificio de Investigaciones Cardiovasculares del Iahula, de donde se sustrajo  toda la tubería de cobre existente”, se informó a través de las redes sociales de este centro asistencial.

A propósito de este hecho las autoridades del Iahula informaron que han sostenido varias reuniones con los organismos de seguridad del estado, así como han enviado en reiteradas ocasiones solicitudes formales de apoyo en materia de seguridad, las cuales no han obtenido respuesta.

 

Los cortes de luz también han afectado algunos servicios

 

De Salcedo también informó que los constantes cortes de electricidad y bajas de tensión registrados con frecuencia desde el pasado domingo han afectado áreas básicas del Iahula. “En trauma shock se apagan los equipos constantemente, lo que pone en peligro la vida de los pacientes. La subestación eléctrica ya no da para más”, aseguró la galena.

Aunque el hospital funciona con una planta eléctrica a gasoil, el suministro de este combustible también ha estado fallando desde el pasado lunes, lo que pone en riesgo su correcto funcionamiento. Además, dicha planta no se activa con las bajas de tensión, que han sido constantes desde el lunes, lo que afecta la operatividad de equipos básicos.

El pasado lunes un apagón de más de 13 horas dejó a oscuras al estado Mérida y otros 12 más del país. Desde entonces el servicio eléctrico no se ha estabilizado y son numerosos los cortes y bajas de tensión que afectan a estas entidades.

Se espera que en los próximos días las autoridades del Iahula ofrezcan una rueda de prensa para dar más detalles de la situación actual de este centro asistencial.

 

MARÍA FERNANDA RODRÍGUEZ / EL PITAZO





Contenido Relacionado