Inicio

Opinión



Al Filo de La Verdad

Alerta, ni naranja es ya por Giovanni Cegarra

Diario Frontera, Frontera Digital,  GIOVANNI CEGARRA, Opinión, ,Alerta, ni naranja es ya por Giovanni Cegarra
Giovanni Cegarra


La onda tropical, vaguadas, traducidos en fuertes aguaceros, generaron como era de esperarse, eventualidades con serias secuelas, en vías de comunicación, sectores urbanos y extraurbanos merideños, que no es otra cosa, que el reflejo de las pésimas políticas de mantenimiento por parte de las autoridades competentes que ahora salen a la palestra pública, con cara de mártires, que no hay presupuesto para atender tales emergencias, que hacen lo humanamente posible para solventarlas, que esperan el apoyo, que ni para saber si vendrá, del gobierno nacional y la alerta ni naranja es ya.

La naturaleza, mancillada por la acción irresponsable del hombre, no avisa de sus embates y ante la falta de mantenimiento de las vías circundan el Estado sean urbanas, extraurbanas, rurales, nacionales; de las alcantarillas existentes a lo largo de la ciudad, entre otros factores y hoy, ante los inclementes aguaceros, el caos es total  lamentablemente, por la falta, por años, de previsiones por parte de las autoridades competentes, a estas alturas, la alerta ni naranja es.   

Cuando los entes gubernamentales elaboran sus Situados Presupuestarios del año, no prevén lo suficiente para al renglón emergencia, para la dotación de equipos, adquisición maquinaria pesada para contrarrestar eventualidades, más en una Entidad Federal como la nuestra y al producirse, las emergencias, como las que se viven hoy día, viene el lloriqueo, lamentaciones, paren de contar.

El alerta ni naranja es. A la falta de mantenimiento de las vías, limpieza de las alcantarillas de la ciudad, se suma la irresponsabilidad de algunos lugareños que les encanta construir sus viviendas a la vera de una quebrada o río que cuando crece su cauce por efectos de los aguaceros, ya saben lo que sucede y todo con la vista gorda de las autoridades, indolentes e indiferentes y para una sencilla prueba de su ineptidud, los dos huecos existentes en el cruce de la Avda. Don Tulio Febres Cordero con la Avda. 16 de Septiembre, que de pequeños hoy son todos dos cráteres, entre otros existentes por toda Mérida y la Alcaldía del Municipio Libertador y Gobernación del Estado, como si nada.

Ni modo, ni para irse a llorar a El Valle, en una ciudad, como la nuestra, lo que se descuida se deteriora, a lo que no se le da continuo mantenimiento, pues nada, como hoy,  la lluvia lo acaba, surge la eventualidad, el desastre, las emergencias, la alerta ni naranja es ya.

 

23/10/18





Contenido Relacionado