Inicio

Opinión



Al Filo de La Verdad

Hallowed gas por Giovanni Cegarra

Diario Frontera, Frontera Digital,  GIOVANNI CEGARRA, Opinión, ,Hallowed gas por Giovanni Cegarra
Giovanni Cegarra


Las penurias de los merideños y de los que no lo son, por lograr una bombona de gas licuado doméstico comercial, es una gran odisea, digna de un guión de película de mafiosos, suspenso, terror, cuyos protagonistas son los bachaqueros inmersos en las empresas distribuidoras del producto y sus víctimas, el pueblo, que se ha convertido en todo un cazador de un camión distribuidor, cuando lo observan circular por cualquier calle o avenida de Mérida, para hacerse del sagrado, bendito combustible, en fin, a propósito del fin de mes, todo un Hallowed gas.

Hallowed, significa en español, bendito, sagrado y eso es, lo que hoy día, constituye para los habitantes de Mérida y de otras ciudades del país, el gas licuado doméstico comercial, que lo logran, los que pueden, tras hacer una cola, pagar por el puesto cierta cantidad, hacer lo mismo para acceder al llenado, aparte del costo de la bombona, todo un mafioso negocio redondo, en el que el perjudicado es el pueblo, que desesperado toma medidas drásticas como trancar las vías de comunicación pero igual no obtienen la respuesta deseada, las autoridades que deben poner fin a este vulgar bachaqueo, nada que ver.

Vamos más allá, algunos conductores de los camiones cisternas que surten a los restaurantes, hoteles, posadas, ofrecen a los vecinos, el llenarles las bombonas residenciales por cierta cantidad de dinero aparte del costo de la misma y “una ayudita extra” por traerla a la casa e igual practican los otros, cuando sale la santa voluntad empresarial y los camiones “están operativos”, de surtirlo residencialmente y esto, “a espaldas de la Empresa” aseguran los bachaqueros del producto, en el desangre del bolsillo pueblerino, a costa de su necesidad.

Así es, tan claro como canta un gallo, en Mérida, en cualquier ciudad del país, ante la indolencia gubernamental por resolver la escasez bachaqueada del combustible doméstico, en fin, hallowed gas.





Contenido Relacionado