Inicio

Internacionales



Guía para entender las elecciones legislativas de Estados Unidos

Diario Frontera, Frontera Digital,  ELECCIONES USA 2018, Internacionales, ,Guía para entender las elecciones 
legislativas de Estados Unidos
Donald Trump


Este martes Estados Unidos celebrará sus elecciones legislativas o «midterm». Estas son las claves para comprender en qué consiste esta cita electoral y qué está en juego.

 

¿Qué se vota en EE.UU.?

En las elecciones parciales de hoy se renueva toda la Cámara de Representantes. Son en total 435 escaños los que conforman esa cámara baja, elegidos siempre por un período de dos años. Se somete también a votación la composición de un tercio del Senado, la cámara alta. Cada senador es elegido por seis años, y cada dos años se van renovando los 60 escaños en tandas de 20. Además, los estadounidenses eligen a los gobernadores de 36 estados, entre los que se encuentran Florida, Nueva York, California y Tejas.

¿Cuándo de sabrán los resultados?

La costa este de EE.UU. comienza a votar a las 06.00, mediodía en la España peninsular. Los primeros colegios cerrarán 13 horas después. No habrá un resultado definitivo hasta varias horas después, dada la vasta extensión del país, que contiene seis zonas horarias, incluyendo Alaska y Hawaii. Las urnas en California, por ejemplo, cierran a las 20.00, hora local, que en la España peninsular serán las 05.00 de mañana miércoles.

 

¿Quién ganó en las pasadas elecciones?

En 2016 no sólo se eligió a Donald Trump presidente. Los republicanos ganaron las elecciones a la Cámara y al Senado. En un sistema presidencialista como el norteamericano, con una férrea división de poderes, no es común que un solo partido controle a la vez las dos cámaras del Capitolio y la Casa Blanca. Los republicanos se hicieron con el control de la Cámara en 2010, con el Senado en 2014 y con la Casa Blanca en 2016. Todos los presidentes desde Ronald Reagan han tenido que gobernar en algún momento con mayoría de la oposición en alguna de las dos cámaras.

 

 

¿Qué prevén las encuestas?

La mayoría de sondeos pronostican que los demócratas lograrán mayoría en la Cámara y los republicanos mantendrán el control del Senado. En 2016, sin embargo, erraron estrepitosamente al dar por ganadora a Hillary Clinton. Es cierto, sin embargo, que la candidata demócrata obtuvo entonces 2,9 millones de votos más que Trump pero perdió en el reparto del colegio electoral. En la Cámara y el Senado el cómputo de votos es diferente y puede acabar beneficiando en esta ocasión a los demócratas, aunque su distancia en intención de voto se ha reducido en días recientes.

 

¿Cuáles han sido las principales propuestas?

Los demócratas se han centrado en la defensa de la reforma sanitaria de Barack Obama, que obliga a las aseguradoras a no rechazar a ningún paciente por razones de edad o salud. Para los republicanos, el argumento central ha sido la economía. Bajo Trump, el paro ha caído al mínimo histórico del 3,7% y los salarios han subido de media un 3,1%, en una bonanza sin precedentes. El presidente, sin embargo, se ha centrado en la reforma migratoria, alertando de una “invasión” de centroamericanos, desplegando al ejército y prometiendo revocar la concesión de nacionalidad a los niños nacidos en EE.UU de padres sin papeles.

 

¿Qué pueden hacer los demócratas si ganan?

Si los demócratas consiguen mayoría en la Cámara podrían, en teoría, iniciar la recusación o ‹impeachment› del presidente. Sin embargo, es poco probable que eso ocurra. Primero, porque sólo unos pocos demócratas radicales lo contemplan y segundo, porque se necesitaría una ratificación de dos tercios del Senado, con la que no cuentan. Sí que pueden boicotear activamente las medidas del presidente, que de ese modo puede verse forzado a gobernar por decreto. Y algo todavía más insidioso para Trump: desde la presidencia de las diversas comisiones de la Cámara, los demócratas pueden iniciar investigaciones sobre sus lazos con Rusia o sus declaraciones de la renta, llamándole incluso a declarar.

 

¿Qué más se vota?

Los estados aprovechan para someter todo tipo de cuestiones a referendo. En Michigan y Dakota del Norte se vota si se autoriza el consumo de marihuana. Por su parte, Misuri y Utah piden permiso para legalizar el uso médico de esa droga, como ya hacen 31 estados. Los votantes de Oregon deciden si la administración pública puede subvencionar centros médicos que practiquen abortos. Virginia Occidental y Alabama preguntan a los electores si el estado debe considerar el aborto un derecho, en previsión de que el Tribunal Supremo lo ilegalice.

 

ABC





Contenido Relacionado