Inicio

Opinión



Diario Frontera, Frontera Digital,  JOSÉ ANTONIO RIVAS LEONE OPINIÓN, Opinión, ,Venezuela no te apagues por José Antonio Rivas Leone
José Antronio Rivas Leone


CONTROVERSIA

Venezuela no te apagues por José Antonio Rivas Leone

Cada día vemos como el país se ha venido quedando prácticamente aislado tanto internacionalmente al no contar con la cuantía de líneas, conexiones e itinerarios internacionales e igualmente en el contexto nacional o al interno ya no sólo no hay casi movilidad aérea sino terrestre, el parque automotor publicado y privado está prácticamente colapsado, unido a cortes de luz, limitaciones importante en la movilidad de los trabajadores, universitarios, público en general. El panorama es desolador no solo por los millones de compatriotas idos del país en búsqueda de trabajo, alimentos y esperanzas, sino por lo que diariamente vemos en nuestras calles y avenidas plagadas de miseria, dolor, indiferencia, desatención y demás.

La llama democrática, libertaria, corajuda y enérgica que define al venezolano parece estar intermitente, pareciera que los ánimos, el ímpetu se apagan a diario y se expresa en la resignación de muchos. Nadie en su sano juicio pudo pensar, proyectar o hacer una prospectiva en la cual el país, la economía y la sociedad venezolana junto a los venezolanos llegaríamos  a estos niveles de postración y deterioro. El país literalmente fue arruinado, saqueado e hipotecado.

No hay día en estos últimos años, meses, semanas y demás que no observe, que no tropiece con la miseria, el dolor y desesperación, en la farmacia, en el abasto, en el supermercado, en el semáforo de cualquier calle de Venezuela madres pidiendo dinero, ancianos mendingando, niños desnutridos pidiendo alimentos. El aumento del deterioro humano es exponencial y no hay manera de ser indolentes frente a ese dolor, frente a la calamidad de la enfermedad o la muerte de un deudo primero la tragedia al no poder haber salvado su vida por carencia de medicinas y luego la tragedia del sepelio no sólo en términos del dolor espiritual sino costos. No hay otra manera de transformar este caos sino con voluntad, coraje, con verdadera unidad de toda la sociedad venezolana, ya no se trata de Chávez o Maduro, de opositores y chavistas, se trata de salvar a Venezuela y a los venezolanos que decidimos quedarnos acá. No claudiquemos, no renunciemos a un país diferente Venezuela por el amor de Dios no te apagues.       

(*) E-mail: joseriv67@hotmail.com     





Contenido Relacionado