Inicio

Nacionales



PDVSA acusa a varios exdirectivos de apropiarse de 439 millones de euros y blanquearlos en España

Diario Frontera, Frontera Digital,  PDVSA, Nacionales, ,PDVSA acusa a varios exdirectivos de apropiarse 
de 439 millones de euros y blanquearlos en España
Sede de Pdvsa


Una investigación interna de Petróleos de Venezuela (PDVSA), la principal compañía pública del país, concluye que varios de sus exdirectivos defraudaron a la compañía, al menos, 500 millones de dólares (439 millones de euros) auto concediéndose contratos de compra de material a sus propias sociedades, amañando las licitaciones en su propio beneficio y blanqueando su botín en España. De 48.000 contratos examinados en el periodo comprendido entre 2009 y 2015 un total de 2.562 fueron a empresas de Roberto Rincón Fernández y Abraham Shiera.

Los presuntos amaños tuvieron lugar en Bariven S. A., una de las filiales de PDVSA, y se han descubierto, según afirma la compañía, tras revisar de forma aleatoria 79 expedientes con un valor aproximado de 591 millones de dólares (519 millones de euros). El resultado es que un 25 por ciento de los contratos que obtuvieron empresas vinculadas a ambos exdirectivos arrojan indicios “sólidos” de corrupción.

El hallazgo de esta investigación encargada por los actuales gestores de PDVSA se ha sustanciado en una querella criminal presentada por el gigante del petróleo venezolano contra Roberto Rincón, Abraham Shiera, Rafael Reiter, Javier Alvarado y otras nueve personas que tramita el Juzgado número 41 de Madrid. Varios de los querellados residen en España y han adquirido aquí propiedades millonarias. Una reciente investigación de EL PAÍS determinó que una decena de venezolanos vinculados al chavismo ha invertido en España 160 millones de euros en fincas, casas de lujo y negocios.

El estudio interno de PDVSA y su filial Bariven determina que “en la totalidad de los 79 expedientes auditados se han encontrado mecanismos de defraudación, incluyendo la incorporación en paneles de varias empresas relacionadas y sobreprecios de los materiales y bienes otorgados a empresas conexas a Rincón y Shiera, lo que desvela el sistemático modus operandi de la trama para la adquisición fraudulenta de procuras (contratos)”, según recoge el texto de la denuncia admitida a trámite.

La organización liderada, según PDVSA, por los exempleados Rincón y Shiera utilizó unas pautas que aparecen reflejadas en los expedientes analizados. Inscribieron en el Registro Maestro de Proveedores de la petrolera y de su filial a “múltiples empresas vinculadas a la organización criminal”. Muchas de estas compañías no cumplían con los requisitos técnicos y financieros que exigía PDVSA. “Los funcionarios desleales de Bariven invitaban a diversas empresas de la organización criminal, muchas de ellas ficticias, para que presentasen ofertas para aparentar que la licitación era competitiva, pero en realidad se trataba de un grupo de empresas controladas por el mismo grupo de personas”, esgrime la compañía venezolana.

La querella que se investiga en el Juzgado 41 de Madrid señala que una vez recibidas las ofertas Javier Alvarado, expresidente de Bariven entre 2011 y 2013 y exviceministro de Energía, y otras personas se aseguraban que la licitación le fuera adjudicada a una de las personas del clan. La misión de Reiter, según la compañía, consistía en “protegerlos y bloquear cualquier intento de investigar a o revisar estas cuentas”.

Los exdirectivos cambiaban de la noche a la mañana las condiciones técnicas de licitación, facilitaban información confidencial, falseaban la documentación de las ofertas o adelantaban pagos de PDVSA a sus empresas fantasma. PDVSA acusa a los querellados de pagar comisiones de hasta el 10 por ciento de cada contrato a exempleados que les ayudaron en su presunta rapiña. Incluye nueve casos de licitaciones que obtuvieron las sociedades ocultas de Rincón y Shiera y las desviaciones millonarias entre el precio de las adjudicaciones y los sobreprecios. En algunos casos alcanzaron los 12 millones de dólares.

La investigación interna de PDVSA se inició después de que la petrolera venezolana conociera el proceso penal iniciado en 2015 Texas ( EE. UU.) contra Rincón y Shiera. En el mismo, ambos reconocieron haber pagado sobornos, mediante bienes inmuebles, regalos y viajes, así como comisiones ilegales a varios empleados de Bariven para obtener contratos. Su declaración se obtuvo mediante un acuerdo de cooperación con la fiscalía a cambio de reducir los cargos que pesaban contra ellos. Rincón solo está sujeto a condena por la comisión de tres cargos de los 13 iniciales. A Shiera se le persigue por dos de 14.

La esposa de Rincón y tres de sus hijos residen en España, José Roberto, de 33 años, uno de ellos, fue detenido el pasado mes de junio en Madrid acusado de blanqueo de capitales. Rafael Reiter, exjefe de la Policía interna de PDVSA, y su familia viven en San Cugat del Vallés ( Barcelona). Fue detenido en octubre de 2017 por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil por una orden de arresto de EE. UU. Junto a él fueron arrestados Nervis Villalobos, viceministro de Energía con Hugo Chávez, y Luis Carlos de León, que están siendo investigados en España y Andorra por otras causas.

 

EL PAÍS





Contenido Relacionado