Inicio

Opinión



En contexto

¿Para qué el dinero? por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,¿Para qué el dinero? por Alberto José Hurtado B.
Alberto José Hurtado B.


Ante la constante pérdida de poder adquisitivo de la moneda local, la sustitución informal del bolívar por pesos colombianos, reales brasileños y dólares estadounidenses, y la implementación de sistemas de intercambio de mercancía por mercancía, se ha hecho cada día más común escuchar a los venezolanos preguntándose para qué el dinero. Una preocupación que surge debido a que, mientras la hiperinflación se prolonga, los trabajadores continúan recibiendo sus remuneraciones en un medio de pago que con el pasar del tiempo sirve para hacer menos cosas. A partir de esta idea surgen las propuestas de abandonar el sistema monetario, renunciar al medio que permite acumular capital y avanzar hacia una sociedad más justa donde el intercambio se realice con criterios de equidad mediante el trueque.

Lo primero que debe aclararse es que el trueque fue una innovación que permitió el intercambio comercial entre comunidades dedicadas a actividades productivas por razones de autosuficiencia, que asumían los costos de este sistema para garantizar la colocación del excedente de producción y facilitar a la población el acceso a mercancías no producidas localmente. Este sistema estuvo vigente hasta la aparición de una nueva innovación financiera que facilitó el ejercicio de dar valor a las cosas, permitió preservar poder adquisitivo en el tiempo y minimizó los costos del intercambio de bienes y servicios: el dinero.

En este sentido, una mercancía seleccionada como dinero y utilizada como tal en el sistema económico cumple con las siguientes funciones: 1) Unidad de cuenta, facilita la identificación, el registro y seguimiento del valor que tienen los productos y las actividades que se realizan en economía; cada producto tiene un precio expresado en la cantidad de monedas y billetes necesarios para su intercambio, abandonándose la necesidad de identificar los precios relativos de dicha mercancía en función de cada uno de los bienes disponibles en el mercado. 2) Medio de cambio, reduce los costos transaccionales al eliminar la condición de doble coincidencia de necesidades y proporciones obligatoria para realizar un intercambio en trueque. 3) Depósito de valor, que a diferencia de otros sistemas donde el uso de bienes perecederos reduce el poder de compra de quienes los acumulan, el dinero es capaz de mantener poder adquisitivo en el tiempo. Y 4) Patrón de pagos diferidos, ya que facilita la intermediación financiera entre las personas que tienen fondos en exceso y quienes necesitan recursos para desarrollar sus actividades productivas, permitiendo acordar hoy compromisos de deuda pagaderos en el futuro. De esta manera, el dinero permite el desarrollo del sistema monetario de intercambio y facilita la realización de transacciones al menor costo posible.

A diferencia de cualquier mercancía que se puede producir domésticamente para ser intercambiada por otros bienes, el dinero tiene las siguientes propiedades: a) Durabilidad, el producto seleccionado es durable y no perecedero, garantizando su utilización en distintas transacciones; b) Aceptabilidad, es aceptado por todos los agentes económicos en el intercambio por bienes y servicios; c) Transportabilidad, de fácil movilización para facilitar su intercambio al mínimo costo; d) Divisibilidad, divisible en diferentes presentaciones para permitir su uso en transacciones donde se requieren distintas cuantías; e) Autenticidad, autentico y difícil de falsificar para evitar cualquier tipo de confusión y minimizar los riesgos de estafa; y f) Uniformidad, sus distintas denominaciones tienen características similares que permiten su fácil y adecuada identificación.

 

@ajhurtadob





Contenido Relacionado