Inicio

Opinión



En contexto

Venezuela en la globalización financiera por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,Venezuela en la globalización financiera por Alberto José Hurtado B.
Alberto José Hurtado



En los mercados financieros se lleva a cabo la función de canalizar los fondos de agentes económicos que han ahorrado sus excedentes, hacia aquellos que tienen un déficit de recursos debido a que han gastado una cantidad mayor a sus ingresos. De esta manera, constituyen el espacio donde es posible que los fondos se desplacen de las personas que carecen de oportunidades productivas de inversión a los individuos que tienen diversas oportunidades de este tipo entre las cuales elegir.


El funcionamiento adecuado de estos mercados mejora el bienestar de los consumidores y productores de mercancías, al facilitarles la programación de compras e inversiones, y permite la puesta en práctica de ideas de negocio por parte de jóvenes emprendedores que necesitan de recursos para realizar las compras que faciliten iniciar un proyecto. Mientras que resultados no eficientes en estos espacios conllevan al uso excesivo de los recursos disponibles para el beneficio de unos pocos, perjudicando al resto de la sociedad. Precisamente este último escenario fue el motor de la más reciente crisis económica mundial, y constituye la razón principal que motiva a los países del mundo a monitorear de manera permanente el sector.


En la actualidad, cada vez más economías se esfuerzan por destacar en un mundo interdependiente, en el cual se abandonan los criterios de dependencia de los fondos domésticos o de los esquemas de cooperación entre países socios/aliados, y se privilegia la integración de los mercados financieros, lo cual ha conllevado al incremento del valor de las transacciones financieras en el PIB de los países con los mercados de capitales más integrados, aumento del tamaño e influencia de los mercados bursátiles, desaparición de las separaciones tradicionales del sector (entre actividades bancarias y de títulos), aumento de los instrumentos financieros disponibles, e institucionalización de los ahorros.


Además, en este proceso de globalización financiera se identifica: a) fuerte desregulación y liberalización de los mercados (causante de riesgo moral y la selección adversa); b) considerable desarrollo y conexión de los mercados de capitales y divisas; c) cambio en el patrón de financiamiento a favor de los títulos valores; d) notable y sostenido auge de la innovación financiera sustentado en nuevos productos y procesos; e) predominio indiscutible de los bancos comerciales, empresas transnacionales e inversionistas institucionales (fondos de pensiones y de inversión), en las transacciones financieras internacionales; y f) acelerada expansión de la inversión extranjera directa.


En este contexto, es fundamental que los países realicen esfuerzos para mejorar en términos de productividad, eficiencia y creatividad, con el fin de evitar ser relegados al grupo de naciones menos competitivas en la nueva economía global. Para lograrlo, Venezuela debe abandonar su posición a favor del aislamiento de los mercados financieros internacionales, evitar la concentración de sus fuentes de financiamiento (en manos de China, Rusia, entre otros aliados ideológicos del gobierno), e iniciar los cambios económicos, políticos y sociales que permitan: 1) resultados macroeconómicos favorables, estabilidad de precios, finanzas sanas e instituciones financieras solidas, para desalentar la fuga de capitales, fomentar el ahorro y la inversión extranjera; 2) impulsar claras políticas de apertura comercial; 3) realizar las reformas estructurales necesarias para retomar la competitividad internacional de la economía; y 4) permitir la transferencia de conocimientos científicos y tecnológicos con mayor facilidad.


 


@ajhurtadob






Contenido Relacionado