Inicio

Opinión



La triada del desarrollo en Corea por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,La triada del desarrollo en Corea por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado


Cuando se presta atención al análisis del desarrollo económico en Corea del Sur, el establecimiento y organización de su sistema económico, político e institucional derivó de la triada orden social, capitalismo y corporaciones. Corea del Sur heredó de la Dinastía Confuciana Yi, entre 1392 y 1910, sociedades centralizadas y pseudo burocráticas caracterizadas por un orden social dividido en: a) una elite política virtuosa influyente y poderosa, pero muy inestable debido a la asignación y rotación en los cargos en las oficinas estatales; b) una aristocracia hereditaria hasta el siglo XIX, la yangban, condición necesaria para presentarse a los exámenes literarios que controlaban el acceso a las oficinas estatales; c) una clase campesina menos integrada a la jerarquía vertical de autoridad estatal y lealtad personal de por vida; y d) unos comerciantes con gran atracción a la propiedad de la tierra y educación para el acceso a la burocracia, pero dominados en el sentido de la condena moral de su actividad y el pago de especies al Estado.

En la Corea preindustrial, el orden social sirvió para establecer un sistema institucional donde su sistema político era centralizado y la aristocracia tenía una gran importancia. Mientras que sus valores sociales arraigados en el confucianismo dieron poca estabilidad a los funcionarios locales del Estado y nula reciprocidad en las relaciones verticales dentro de los sistemas económicos.  Fue así como el Estado concentró el poder político directo sobre la sociedad, la industria y el comercio, incluso la regulación de lo que se producía y a quién se podía vender, usando la policía para disciplinar y compartir el riesgo por los trabajadores y empresarios que no cumplían con los objetivos económicos.

El sistema económico estructurado de esta manera tuvo un nivel muy bajo de pluralismo, porque la actividad comercial era vista como una amenaza para el orden patrimonial confuciano, basado en la propiedad de la tierra y el cultivo. Sin embargo, las formas de ingresos estatales, dirección y control central, permitieron el desarrollo de un sistema económico sustentado en industrias después de 1961. Los militares ascienden al poder político, pero sus habilidades administrativas, técnicas y amplias relaciones en universidades del país, y su alto compromiso con la industrialización de la nación, permitió su legitimización en el poder, evidente durante el establecimiento de las condiciones base y de sostenimiento del desarrollo, tales como: 1) garantía de los derechos de propiedad; 2) grandes inversiones iniciales en sectores como la siderurgia, acero, agricultura, entre otros; 3) promoción del régimen de competencias nacional e internacional; 4) política industrial para la diversificación productiva; y 5) la condición para captar rentas exclusivas de actividades fundamentadas en la investigación y el desarrollo.

Esta triada, aunque inconsistente con las creencias acerca de la libertad económica y la consecuencia del desarrollo del capital, fue posible sobre criterios de confianza, cooperación, autonomía, compromiso y cohesión social entre los sistemas institucionales políticos y económicos preindustriales. El rol de cada uno de ellos logro el objetivo de industrialización y profundizó las características y aspectos de la sociedad coreana cimentando la conexión inequívoca entre el orden social, el capitalismo y las corporaciones; en aspectos relacionados principalmente con la propiedad de la tierra, el grado de diferenciación e integración institucional, así como del pluralismo o jerarquización de la autoridad en pro del desarrollo económico coreano.

 

@zerpasad





Contenido Relacionado