Inicio

Farándula



Los Globos de Oro le pusieron color a “Roma"

Diario Frontera, Frontera Digital,  ROMA, GLOBOS DE ORO, Farándula, ,Los Globos de Oro le pusieron color a “Roma"
ROMA


** El filme recibió de los corresponsales de Hollywood los premios a Mejor Película en Lengua Extranjera y Mejor Director, para Alfonso Cuarón


Los colores regresaron a la alfombra roja de los Globos de Oro. Y es que en la edición 76 de los premios de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood los trajes negros que lucieron unas pocas estrellas respondieron más al glamour que exigía la velada que a la necesidad de levantar banderas de reivindicación, ni por las víctimas del racismo ni por las de abusos sexuales, pese a que entre las candidatas no faltaron producciones alusivas a estas llagas sociales.


Luego de una larga y aburrida introducción a cargo de Andy Samberg y Sandra Oh, Lady Gaga y Bradley Cooper anunciaron el primer premio de la noche, que ganó Michael Douglas como Mejor Actor de Comedia o Musical por The Kominsky Method, creada por Chuck Lorre, el padre de The Big Bang Theory, y premiada también como Mejor Serie de comedia o musical.


La serie The Americans, sobre dos agentes de la KGB que llevan una vida pública de familia ejemplar en el Washington de los años ochenta, finalmente recibió el reconocimiento de los corresponsales de Hollywood al recibir el Globo de Oro como Mejor Serie Dramática.


Aunque muy pronto se esfumaron las esperanzas del venezolano Édgar Ramírez cuando en la categoría en la que competía, Mejor Actor de Reparto en Miniserie o Película para Televisión, ganó Ben Whishaw por A Very English Scandal, American Crime Story. El asesinato de Gianni Versace no se fue en blanco de los Globos de Oro: su protagonista, Darren Criss, fue reconocido como Mejor Actor y la producción de Netflix se encumbró como la Mejor Miniserie o Película para Televisión.


Más suerte que Ramírez tuvo la veterana Patricia Clarkson, premiada como Mejor Actriz de Reparto en Miniserie o Película para televisión por Sharp Objects.


Antes de Criss, la talentosa Patricia Arquette ya había subido al escenario de los Globos de Oro para recoger el trofeo como Mejor Actriz en Miniserie o Película para Televisión por Escape at Dannemora. Y mucho antes que ella hizo lo propio Richard Madden para agradecer su premio como Mejor Actor en serie de Drama por Bodyguard.


Sandra Oh pasó de presentadora a ganadora cuando le entregaron el trofeo de la HFPA como Mejor Actriz de Drama por su convincente trabajo en la serie Killing Eve. Eso sí, que siga actuando.


Una de las favoritas de los expertos en televisión, Rachel Brosnahan, no obligó a cambiar el guion pues los corresponsales de Hollywood la reconocieron con el trofeo a Mejor Actriz de comedia o musical por The Marvelous Mrs. Maisel.


 


Juntos y revueltos


 


Los ganadores en el área de cine comenzaron a desfilar ante los micrófonos cuando Regina King recibió el Globo de Oro a Mejor Actriz de Reparto por If Beale Street Could Talk, la película de Barry Jenkins (Moonlight) en la que encarna una mujer negra que intenta demostrar la inocencia de su esposo antes de que nazca su hijo.


Uno de los reconocimientos más merecidos y de los momentos más emocionantes de la gala lo protagonizó Glenn Close, premiada como Mejor Actriz Dramática por su minuciosa interpretación de la atribulada mujer de un Premio Nobel de Literatura en The Wife.


Por su encarnación más física que emocional de Freddie Mercury en el filme Rapsodia Bohemia, Rami Malek recibió el Globo de Oro como Mejor Actor Dramático, y el convencional biopic de Bryan Singer, paradójicamente, el que se supone el más importante de la noche: el de Mejor Película Dramática.


Como Mejor Actor de Reparto fue galardonado Mahershala Ali, quien encarna en el filme The Green Book a un músico negro que recorre el sur de Estados Unidos en compañía de un chofer de piel blanca en los años más duros del odio racial, los sesenta.


The Green Book, además, no solo ganó el premio a Mejor Guion, que recibieron sus autores Peter Farrelly, Nick Vallelonga y Brian Currie, sino el más importante en su ámbito: el de Mejor Película de comedia o musical.


Al anuncio de la ganadora en el rubro de Mejor Canción, Lady Gaga regresó al escenario con su bello pero aparatoso vestido lila para acompañar a los coautores de Shallow, tema de la película Nace una estrella.


El primer premio cantado de la noche fue para el camaleónico (y dócil receptor de postizos) Christian Bale, quien se llevó a su casa el trofeo a Mejor Actor en comedia o musical por su trabajo en la película Vice, donde encarna al ex vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney. Mucho más imprevisible, aunque muy merecido, fue el que recibió Olivia Colman como Actriz de comedia o musical por The Favourite, del realizador griego Yorgos Lanthimos.


Catherine Zeta Jones y Antonio Banderas gritaron al unísono “Roma”, cuando anunciaron a la ganadora del Globo de Oro como Mejor Película en Lengua Extranjera. Dijo su director, Alfonso Cuarón: “Esta película no habría sido posible sin los colores específicos que me han hecho lo que soy”, sin sospechar que minutos después le tocaría dejar su mesa de nuevo para recoger de manos de Harrison Ford el premio a Mejor Director, también por Roma.


Con pocas sorpresas y algunas decepciones, los Globos de Oro dieron el pistoletazo de partida para una temporada de premios que, a excepción de Roma -de la que parece imposible dejar de hablar-, no despierta mucho interés.


 


@juanchi62






Contenido Relacionado