Inicio

Regionales



Mérida

Firmes en la esperanza al celebrar los 37 años de la parroquia Espíritu Santo

Diario Frontera, Frontera Digital,  parroquia espíritu santo, Regionales, ,Firmes en la esperanza al celebrar 
los 37 años de la parroquia Espíritu Santo
PARROQUIA ESPÍRITU SANTO


*** Seamos luz en medio de la oscuridad al celebrar los 37 años de fundación de una parroquia eclesiástica, gemela de una parroquia civil


Euro Lobo SSCC / CNP 12.112


 


 (Mérida/Especial).- Cada uno va llegando con su silla, en un templo aún en construcción una feligresía bastante generosa, alegre y numerosa, se reunió al finalizar la tarde del pasado jueves 31 de enero para celebrar los 37 años de fundada de la Parroquia Eclesiástica "Espíritu Santo" en la ciudad de Ejido, municipio Campo Elías del estado Mérida


La eucaristía fue presidida por el presbítero Reinaldo Muñoz, Rector del Seminario Arquidiocesano San Buenaventura, quien en su homilía destacó la figura de Jesús como Sacerdote Eterno, que se supo mantener firme en la fe y la esperanza.


 “Hoy el Señor nos invita a renovar la esperanza y la confianza total, no so en Dios, si no en cada uno de los que está a nuestro lado construyendo la civilización del amor”, catequizó el predicador.


Destacó Muñoz la fe y la esperanza de los feligreses que aún en un inmueble en construcción, acuden a edificar un templo que llegará a ser el más hermoso de la arquidiócesis.


Para renovar la esperanza, explicó el Rector que, “el camino es buscar a Dios dejándonos amar profundamente,  cuando nuestros labios, nuestra vida y nuestra fe se ponen en la confianza del  Señor, allí estamos renovado nuestra esperanza”.


 “En la medida en que nos dejemos encontrar por Dios, estaremos preparados para dar esa respuesta que nos cambia y que construye, que nos invita a compartir con alegría, como la que nos embarga al celebrar esta fundación”, puntualizó el sacerdote.


Finalizó invitando a “disipar la oscuridad del odio de lo que nos separa del hermano, que no nos deja crecer como ciudadanos,  descubriendo con nuestra propia vida las obras buenas, apostando por el bien, por la reconciliación y el amor”.


 “Seamos una comunidad viva, alegre, participativa, buscando a aquellos que están alejados, convirtiéndonos en agentes de esperanza, porque vale la pena seguir a Cristo”, finalizó.


 


“Piedras vivas”


 


En 1982, el 31 de enero, se creó la parroquia eclesiástica “Espíritu Santo” por iniciativa del Arzobispo, hoy venerable Monseñor Miguel Antonio Salas, quien encomendó titánica tarea al Padre Pedro Moreno.


Moreno ya había iniciado una comunidad eclesiástica en Tovar, gracias a su experiencia el prelado confió en él para que agrupara a los fieles dispersos de Ejido y sus alrededores. Con 15 templos en la zona, todos cerrados, el presbítero inicio su periplo que concluyó con la edificación de una de las parroquias más extensas de la época.


Su trabajo pastoral le consiguió el espacio para construir el templo, actualmente aún en construcción. Muchos sacerdotes han pasado por la administración de la obra del Padre Moreno, cada uno siendo esa “Piedra viva” que es la iglesia.


El presbítero no sólo se circunscribió en la creación de la parroquia eclesiástica, sino que con la comunidad organizada también gestionó el nacimiento de la Parroquia Civil, Fernández Peña de Ejido, por lo que la misma se constituyó en el mes de febrero de ese año de 1986, por lo que el pionero presbítero las bautizó como “Parroquias Mellizas”.  


 


Actualidad


 


La grey que allí se congrega, entre paredes aún por frisar, sin lugar permanente para el Santísimo Sacramento, con mucho trabajo por delante, es animada por el Presbítero Abdon Araque, natural de Ejido por lo que su trabajo apostólico se endulza con el gentilicio de la caña de azúcar.


Para el próximo trimestre tienen como objetivo terminar el sitio sagrado para el Tabernáculo del Señor, eso dará santificación al espacio de una parroquia que se vive en la alegría del encuentro diario, la oración constante y la vivificación de la fe en los numerosos grupos apostólicos que allí hacen su labor, destacando los servidores del altar, que son ya, los más numerosos de la Arquidiócesis merideña. (01/02/2019).






Contenido Relacionado