Inicio

Opinión



Baladronada diplomática por Isaías Márquez

Diario Frontera, Frontera Digital,  Isaías Márquez, Opinión, ,Baladronada diplomática por Isaías Márquez
Isaías Márquez



Como si no hubiesen roto un plato, los representantes de Venezuela pretenden, ahora, desentender a sus autoridades por las aberraciones cometidas, sin reparar en sus impertinencias, que les han llevado a marginarnos, cuan sujetos vagabundo habitantes de  recodos. La diplomacia no es tratar con baladrones estentóreos  de cultura  beodez, rayana en delirium tremends, tras una noche intensa revolviendo piedras de dominó. La diplomacia y las relaciones exteriores de todo país requiere de individuos calificados, sobremanera, que actúen, éticamente, en el desempeño de  talesfunciones tan delicadas y/o suceptibles de quebrantamiento si no se observa  la  precaución que éstas exigen ya que los organismos internacionales no están conformados por arrieros inciviles, sino estructurados humanitariamente.


Entonces, ante tanta bufonada diplomática, no nos quejemos ni montemos caza de brujas porque nos la aplican de lleno y sin consideración alguna, aunque nuestro sancionador tampoco sea muy bendito y la aversión que existe hacia el mismo provenga, quizá, por una mala interpretación de la carta de Simón Bolívar al coronel Patricio Campbell de fecha 5/8/1829: “los Estados Unidos parecen destinados para plagar… a nombre de la libertad”. Sin embargo, Bolívar plasma su ingenio antiimperialista y libertario ante el Congreso de Angostura, el 15/2/1819, igual que en la organización del Congreso Anfictiónico de Panamá (7/1826), así como en la Carta de Jamaica (9/1815) y el Manifiesto de Carúpano (9/1814) donde expone, concienzudamente,  las causas del fracaso de la Segunda República (1813-1814). Hoy día, Venezuela cualifica como un estado genocida e irrespetuoso de los derechos civiles previstos en  la CRBV.


Son detalles  que, en conjunto, los países de la región (Grupo de los 16) mal podrían obviar.






Contenido Relacionado